Menú
GEES

EEUU estrena estrategia

El documento no abandona por completo el tono de sistemático antibushismo que ha caracterizado sus declaraciones públicas, pero refleja el progresivo atemperamiento de esos picotazos gochistas a medida que la realidad ha ido irrumpiendo.

GEES
0

El Gobierno americano es una máquina de producir documentos estratégicos, pero el más importante es la Estrategia de Seguridad Nacional, el que corona todo el edificio de doctrinas sectoriales, aunque más bien debería ser el fundamento del que manan las piezas de ámbito más reducido. Lo cierto es que acaba de aparecer, el jueves 27, un mes después de la publicación de la nueva doctrina nuclear y antes del documento equivalente sobre defensa. Inmediatamente antes y después Obama ha lanzado a su equipo –la secretaria de Estado, el de Defensa, el consejero nacional de Seguridad– a predicar las excelencias de la nueva doctrina, y los centros de análisis internacional y estratégico han acudido al tema con profusión de comentarios, ofreciendo un amplio abanico de opiniones.

El locuaz e ideológico presidente ya ha mostrado con reiteración su parecer sobre lo que cree que es el mundo, lo mucho que se propone cambiarlo, y el papel que en él ha desempeñado y debe desempeñar su nación; como para esperar grandes novedades. Pero faltaba el documento que integrase los principios abstractos con el resultado de una serie de encuentros con la realidad, que han ido confrontando ideales con posibilidades. El caso Guantánamo no es más que un botón de muestra de esos enfrentamientos y las adaptaciones que ha traído consigo. Se esperaba que cerrase la prisión a los pocos días de su acceso a la presidencia, pero se dio el plazo de un año y ahora reitera la promesa, pero ya sin fecha. El intenso uso de aviones sin piloto para liquidar selectivamente a líderes talibán o de Al Qaida, con los inevitables daños colaterales, es otro expresivo ejemplo de la distancia que separa el predicar del dar trigo.

El documento no abandona por completo el tono de sistemático antibushismo que ha caracterizado sus declaraciones públicas, pero refleja el progresivo atemperamiento de esos picotazos gochistas a medida que la realidad ha ido irrumpiendo. La lista de políticas duramente criticadas que ha llegado a prohijar y expandir es larga. Pero como no podía ser menos, se pone el énfasis retórico en el equilibrio entre los indispensables medios de fuerza y los instrumentos no militares en la prosecución de los objetivos de seguridad. Cooperación, ayuda al desarrollo, promoción de los valores democráticos, implacabilidad con el terrorismo aunque siempre ateniéndose a los constreñimientos de la ley. Para todo ello, mantenimiento de la superioridad militar americana que garantiza tanto el liderazgo global de su país como la seguridad mundial. Tan claro nunca se atrevió a serlo Bush.

Para Obama la estrategia bien entendida empieza por uno mismo y para seguir mandando en el mundo se propone "reconstruir los fundamentos de la fuerza y la influencia americana". No entra en detalles, pero es obvio que para eso está la revolución que se propuso llevar a cabo con su acceso al poder. El primer pie ya está puesto, la magna reforma sanitaria. Cómo pueda conciliarse con uno de los fundamentos del poder, una buena salud finaciera y fiscal, no es tema de este documento. El cambio que empieza por dentro, sigue por fuera. Hay que reformar y crear nuevas instituciones internacionales. De la más importante, obsoleta y diminuta en su composición no se nos dice prácticamente nada. En terrorismo se mantiene la importancia, se rebaja la prioridad, y se cambia el lenguaje. Nada de islamista o yihadista, que no hay que provocar, Al Qaeda, pura y simplemente.

El furor del momento, un momento muy largo hacia atrás y hacia delante, la bomba de los ayatolas, no merece apartado propio. Pero parece que, aunque aborrecible, la opción militar no se ha retirado de la mesa. Y no se dice que dependa de la anuencia de Naciones Unidas. ¿Cuál sería la diferencia con Irak?

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios