Menú
GEES

El acordeón de la guerra

¿Donde está OTAN? Es una pregunta que se hacen a gritos los incompetentes rebeldes, que salen corriendo en el momento que explota un obús en sus cercanías.

GEES
0

Libia, donde el Sahara llega a convertirse en playa mediterránea, es un país de paso y de repaso, pero muy escasamente de estancia. La carretera de costa que Mussolini construyó desde la frontera con Túnez hasta la de Egipto fue escenario durante la Segunda Guerra Mundial de un vaivén de fuerzas enemigas. Primero Graziani y los italianos invaden Egipto. Después los ingleses los expulsan y los arrollan hasta las puertas mismas de Trípoli. Llega Rommel con el Afrika Korps, rechaza a los ingleses hacia el Este y recupera Cirenaica, la base de los actuales rebeldes, de la que Bengasi es capital. Los ingleses reciben refuerzos y empujan al Afrika Korps de vuelta a Tripolitania. Los alemanes refuerzan a Rommel, que esta vez llega hasta El Alamein, en la costa egipcia, cerca del delta del Nilo. Allí Montgomery los derrotó definitivamente, les hizo recorrer toda la costa Libia hacia el Oeste y los arrinconó en Túnez, donde finalmente se rindieron. La Agadabia de entonces es la Ajdabiya donde estos días se libran los combates, y Tobruk sigue siendo Tobruk.

En la repetición actual de aquellas andanzas, los rebeldes partiendo de Bengazi–pero sublevándose localmente incluso en ciudades entre Túnez y la capital y en la misma Trípoli–llegaron hacia el Oeste hasta las puertas de Sirte, la ciudad de Gadafi, donde la mitad de la población es de su tribu. Cuando el dictador se recupera y lanza el contraataque llega hasta las inmediaciones de la rebelde Bengasi, lo que acelera la resolución de Naciones Unidas y el comienzo de los bombardeos aliados el 19 de marzo. Los rebeldes hacen de nuevo el recorrido inverso acercándose otra vez a Sirte, pero ahora Trípoli y las ciudades a su costado occidental hasta la frontera con Túnez quedan ya completamente controladas por los gubernamentales. Misrata, tercera ciudad del paísy a100 kilómetros al Este de la capital, permanece como un enclave rebelde hasta donde la contraofensiva de sus correligionarios no consigue llegar. Asediada y continuamente bombardeada, la OTAN ha hecho de su supervivencia un objetivo prioritario. Mientras, los hombres de Gadafi vuelven a avanzar hacia el Este, recuperando los puertos petroleros de Ras Lanuf y Brega. En ésta última se concentró la lucha la primera mitad de la pasada semana, hasta que los habitantes la dejaron desierta. Ahora, durante todo el fin de semana el combate es en y por Ajdabya, punto estratégico del que Bengasi está a 160 kilómetros al Norte por la carretera litoral, al tiempo que sale otra hacia el Este que llega hasta la frontera con Egipto, torciendo luego hacia el Norte, hasta la costa, lo que permitiría una maniobra envolvente que atrapase en una pinza al gran puerto oriental.

¿Donde está OTAN? Es una pregunta que se hacen a gritos los incompetentes rebeldes, que salen corriendo en el momento que explota un obús en sus cercanías. Suena a impertinencia, pero no carece de sentido. Para llegar a Ajdabiya los gubernamentales han tenido que recorrer 60 kilómetros de carretera por zona desértica. Cierto, han sustituido los tanques por las camionetas,iguales a las de sus desorganizados enemigos, pero aún así parecen un blanco demasiado identificable. Más que armas pesadas que no sabrían manejar, los rebeldes necesitan comunicaciones. Proporcionárselas a unos y eliminar las de los otros está dentro de las capacidades de los aliados. ¿Qué hace OTAN?

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios