Menú
GEES

España aislada

0
La reconciliación entre el presidente Bush y el presidente Chirac con motivo del 60º aniversario del desembarco de Normandía, y el posterior anuncio del ministro de Asuntos Exteriores francés de que su país votaría afirmativamente la resolución presentada conjuntamente por Estados Unidos y el Reino Unido en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Irak, ha dejado al Gobierno español en una incómoda posición de aislamiento tras el sonoro portazo que dio en Irak. El Gobierno español justificó su retirada de la Coalición para volver a alinearse con Francia, pero Francia parece haber aprovechado la salida de España para ocupar ese espacio.
 
La decisión francesa de plegarse finalmente a la estrategia norteamericana para Irak se explica por tres razones fundamentales. La primera, y quizá la más importante, es que Chirac haya llegado al convencimiento de que Bush ganará las próximas elecciones de noviembre. La perspectiva de mantener un enfrenamiento radical con la principal potencia mundial durante los próximos cuatro años tenía un coste que no compensaba el daño electoral que el presidente francés pudiera causar al estadounidense con un nuevo veto. En segundo lugar, la posición intransigente de Chirac empezaba a ser cuestionada por gente de su propio Gobierno y de su partido. En especial, su gran enemigo interno, el ministro de Economía, Nicolás Sarkozy, se expresaba cada vez más abiertamente por una opción de reconciliación con Estados Unidos. En tercer lugar, es posible también que Chirac se haya convencido de que la amenaza del terrorismo es cada vez más seria y que un fracaso en Irak puede afectar muy negativamente a la seguridad de Francia, de Europa y del Mundo.
 
Pero sea cual sean las razones, el giro francés deja al Gobierno español con el pie cambiado. La reconciliación Bush-Chirac encumbra a Zapatero como el líder mundial del antiamericanismo, con el apoyo de algún dictador árabe y quizá de algún visionario presidente de república iberoamericana. Tras el tremendo error de retirarse de Irak por motivos estrictamente electorales, incluso Marruecos goza ya de una relación mucho más estrecha con los Estados Unidos. Los costes de esta ruptura con la principal potencia mundial no tardaran mucho en hacerse sentir en términos económicos, políticos y estratégicos.
 
GEES: Grupo de Estudios Estratégicos

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios