Menú
GEES

España de vacaciones

0
Los españoles han preferido que nada les enturbie las playas y las horas de chiringuito. Particularmente si tiene que ver con sentirse expuestos y vulnerables. La gran diferencia entre la comisión del 11-S norteamericana y la del 11-M de nuestro Congreso de Diputados es que la primera se ha ocupado de buscar la vulnerabilidad todavía existente en el sistema de defensa del territorio americano, mientras que la nuestra se ha contentado con explorar quién fue más manipulador de todos, si el Gobierno por perseguir a ETA demasiado tiempo, o si el PSOE, por arrojar sombras de dudas, calumnias y utilizar el proceso electoral en su favor. Nadie se ha preguntado que lo verdaderamente importante a fecha de hoy es evitar otro 11-M, evaluar nuestro sistema de seguridad y antiterrorista nacional y poner en marcha las medidas y acciones necesarias para luchar contra el terror islámico en nuestro suelo. Si no hay otro atentado islamista en España no será gracias a los trabajos de la comisión parlamentaria, eso desde luego.
 
Es posible que la revisión del aparato de seguridad hubiera desbordado la capacidad operativa de una comisión parlamentaria, tan falta en ese tipo de experiencias nuestra cultura política. Pero la comisión debiera haber servido, como mínimo, para sensibilizar a una opinión pública que se encontró sumida en un mar de confusiones el 11-M respecto a lo que estaba sufriendo y el por qué de ese sufrimiento. Pero no ha estado a la altura de las circunstancias nacionales.
 
La realidad es que gracias a la movilización demagógica e interesada por parte del PSOE, sólo interesado en desalojar a Aznar del poder, la sociedad española en general se ha olvidado ya de los terribles atentados –ataques en realidad– del 11-M. Como si hubiera sido aquel día una pesadilla que más vale no recordar. El Gobierno socialista es culpable en buena medida de haber contribuido a ese estado falso de bienestar, al haber culpabilizado en seguida de todo a José María Aznar, a la guerra de Irak y a la alianza estratégica con Washington y Londres. Con Aznar fuera del Gobierno, retirados de Irak y aliados ahora de Francia, parecería que se hubieran conjurado todos los temores a nuestros enemigos. Pero la realidad es que nuestros enemigos no sólo es que anden libremente por ahí fuera, sino que, como todo indica, se mueven a sus anchas entre nosotros. Si no han atentado de nuevo en España se debe a que no han podido o a que no han querido, que no siempre es lo mismo.
 
Y si España se viste de playa y bronceador, lo más preocupante es que nuestro sistema de seguridad se instala aparentemente en el mismo sentimiento de tranquilidad, inspirado, sin duda, por la política general de un Gobierno que elige siempre que puede la política del avestruz, como es el equipo de Zapatero. La comisión del 11-M no ha entrado en consideraciones sobre la idoneidad de la inteligencia y los servicios de información de la Policía y la Guardia Civil, que siguen como si el 11-M nunca hubiera ocurrido, con la excepción de la cacareada célula conjunta antiterrorista que en cuanto se escarba en ella es menos conjunta que simple yuxtaposición de cuerpos y que se acerca más a una bonita foto ministerial que a un órgano con competencias reales.
 
La llamada "comunidad de inteligencia" expresa su malestar por lo que de ella se ha sabido en los trabajos de la comisión –mucho menos de lo deseable, en cualquier caso– y amenaza con escenarios de quiebra y desmoralización. Pero que quienes denuncian su exposición pública sean los mismos que fueron incapaces de oler lo que se estaba cociendo cara a los atentados del 11-M no deja de resultar sarcástico.
 
Qué pena que la comisión quede para certificar que todos estaban equivocados, reparta culpabilidades según lo conveniente y eche el telón a lo que de verdad importa: la reforma de los servicios de inteligencia y la adaptación de las Fuerzas Armadas a la lucha antiterrorista. Eso es el reto del futuro. Pero la comisión ha elegido clavarse en el pasado únicamente.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios