Menú
GEES

¿Españoles o cascos azules?

Si aceptaran que se ha tratado de un ataque específicamente diseñado contra las tropas españolas, cabría preguntarse el por qué España y no las fuerzas de otra nacionalidad. ¿Por oportunidad, al ser más fácil ya que carecían de inhibidores?

GEES
0

Una de las cosas que el Gobierno, en boca de su ministro de Defensa, hubiera debido aclarar en su comparecencia sobre el Líbano es si cree que el ataque se ha dirigido específicamente contra españoles o, por el contrario, contra miembros de la FINUL, independientemente de su nacionalidad. No es una cuestión baladí, ya que afecta a la seguridad del resto del contingente y a la de todos los españoles en última instancia.

Ni Alonso ni el Gobierno, sin embargo, se han pronunciado sobre el particular. Primero porque es posible que no lo sepan a pesar de la ayuda que Moratinos ha pedido a sus homólogos sirios e iraníes (más le valdría hacer como el comandante de la FINUL, quien se ha dirigido en busca de inteligencia a quien de verdad se la puede proporcionar, Israel). Pero sobre todo porque digan lo que digan dejarían al descubierto su ignorancia estratégica y falta de preparación.

Así, si aceptaran que se ha tratado de un ataque específicamente diseñado contra las tropas españolas, cabría preguntarse el por qué España y no las fuerzas de otra nacionalidad. ¿Por oportunidad, al ser más fácil ya que carecían de inhibidores? ¿Por qué apuntaban a un país que ya había dado pruebas de ser débil frente al terror? ¿Por qué en nuestra zona de operaciones la gente tiene más connivencia con los terroristas que con nuestras tropas? Si el ataque se hubiera dirigido contra los soldados españoles por ser eso precisamente, españoles, esto querría decir que el nivel de amenaza contra nuestro país, intereses y ciudadanos sigue siendo muy elevado y que todo cuanto ha hecho este Gobierno ha ido en la dirección equivocada, pues el yihadismo no querría entrar en el terreno del diálogo y menos en la alianza de civilizaciones.

Si, por el contrario, nuestros soldados hubieran sido asesinados por mera oportunidad, el Gobierno debería explicar la falta de conocimiento y control sobre la zona de nuestro despliegue o la carencia de análisis de inteligencia fiable sobre el conjunto del Líbano. No basta con decir ahora que el ataque se ha producido para trasladar la atención desde el norte hacia el sur y darle un respiro a los palestinos de Fatal Al Islam. ¿Por qué no existía una alerta especial entre nuestras tropas o las de la FINUL si el atentado era tan fácil de prever?

La realidad es que el Gobierno, explique lo que explique, no puede quedar bien. Y, sin embargo, que opte por una u otra hipótesis es vital para nuestra seguridad futura. Particularmente si se trata de la primera opción, que hemos sido atacados de nuevo por ser españoles. Eso tendría que llevarnos a pensar cuál será la próxima vez y qué está haciendo el Gobierno para impedirlo, más allá de sus brindis al sol para con el diálogo con los terroristas. Por eso esta hipótesis seguramente no sea la preferida de Alonso, aunque eso no quiere decir que no sea la más acertada.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios