Menú
GEES

Esquizofrenia de Zapatero

Zapatero está aplicando a ETA la misma estrategia que aplica al terrorismo islamista. Considera que cumpliendo las exigencias de los terroristas quedará inmune a nuevos atentados

GEES
0
Zapatero mantiene una posición esquizofrénica en relación con el terrorismo. Quiere al mismo tiempo derrotar a ETA y pactar con ETA. Quiere simultáneamente estar con el PP en el Pacto por las Libertades y con ERC y el PNV en un proceso de negociación con los terroristas. No quiere pagar un precio político, pero está dispuesto a contribuir políticamente a la paz. Quiere en definitiva, nadar y guardar la ropa. Lograr un acuerdo que suponga la disolución de la banda terrorista tras casi cuatro décadas de actividad terrorista, pero eludir el coste si esa operación termina en un gran fiasco con una ETA fortalecida dispuesta a continuar la lucha armada.
 
Esta esquizofrenia está convirtiendo al Presidente del Gobierno en un mentiroso compulsivo. Niega estar dialogando con ETA, cuando es cada vez más evidente que esa comunicación existe. No reconoce su disposición a pagar un precio político cuando ya ha pagado varios plazos con la rehabilitación de Batasuna y con la interlocución del PSE con el PCTV. No está dispuesto a hacer concesiones a ETA, pero sí está dispuesto a conceder esas mismas demandas en una mesa de partidos en la que ETA, a través del PCTV, estará presente.
 
Es difícil que el coche bomba colocado por ETA ayer en Madrid haga recular a Zapatero de su estrategia de negociación con los terroristas. Sólo un atentado con victimas mortales podría hacer que el Presidente tratara de desandar el camino ya recorrido. Pero entonces puede ser ya demasiado tarde. Por un lado, Zapatero se ha convertido en un rehén de la banda terrorista. ETA podría demostrar las mentiras de Zapatero e incluso los pagos ya comprometidos. Por otro, la mera oferta de dialogo ha elevado el valor de los actos terroristas, hasta el punto de poner en manos de ETA la posibilidad de derribar el Gobierno.
 
Zapatero está aplicando a ETA la misma estrategia que aplica al terrorismo islamista. Considera que cumpliendo las exigencias de los terroristas quedará inmune a nuevos atentados. El Presidente considera que retirándonos de Irak hemos conjurado la posibilidad de un nuevo 11-M. Ahora cree que legalizando Batasuna y reformando el Estatuto de Guernica, junto con una amnistía para los presos, puede conseguir que ETA desaparezca. En ambos casos es un terrible error que podemos pagar muy caro el conjunto de los españoles. Los terroristas interpretan estas concesiones como un gesto de debilidad del enemigo, una prueba de la eficacia de sus métodos criminales y un paso más hacia su victoria total sobre la libertad.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios