Menú
GEES

Gracias y enhorabuena

desde aquí una simple recomendación señor ministro de defensa: siga leyéndonos y, sobre todo, haciendo todo lo contrario de cuanto defendemos. Nos preocuparía mucho que nos hiciera caso

GEES
0
En primer lugar las gracias señor ministro de defensa. Es raro que un organismo privado que se dedica al análisis de asuntos estratégicos y de defensa, eso que más allá de las fronteras de Castilla La Mancha y el Paseo de las Castellana se llama think-tank, obtener no sólo el debido crédito a su trabajo, sino la atención de los máximos responsables políticos. Los think-tanks se mueren por ser escuchados, aunque rara vez lo consiguen. Particularmente en España donde a la tradicional ausencia de conciencia de defensa, se une el desdén que siente la administración y los partidos políticos por todo lo que no sea suyo. Por eso, señor Bono, queremos darle las gracias, porque cuando el pasado miércoles, en la sesión de control a la que se somete el gobierno en el senado, a la pregunta del senador del PP, Ignacio Cosidó, sobre el coste del alquiler de los carros de segunda mano Leopard, un alquiler disparatado dicho sea de paso, usted se dedicó no a contestarle a él, como está obligado según los buenos hábitos del parlamentarismo, sino a rebatir punto por punto un artículo publicado por nosotros en estas mismas páginas de Libertad Digital sobre el mismo tema, nos estaba elevando a categoría parlamentaria y en un sujeto de sus lecturas y diatribas profesionales. Le ha otorgado una importancia al GEES que ha sido la envidia de todos los demás institutos de investigación. Gracias de nuevo.
 
Segundo, la enhorabuena, señor Bono. No es normal que un ministro de defensa que no sepa nada de defensa, llegue a dar con los textos o las fuentes básicas para controlar, a través del contraste, algo más y mejor los temas de su departamento. Y mucho menos cuando se rodea de un equipo hecho a su medida, sin experiencia previa más allá de la confianza entre las personas. Por eso tenemos que reconocer que como actual ministro de defensa, señor Bono, nos ha sorprendido.
 
Por todo ello, no creemos que sea este el momento de criticar la actitud parlamentaria del ministro Bono. Ministro, en su afán de imperar con la dialéctica, cayó en la tentación de considerar que el GEES es el senador Cosidó y no, como sucede, justo al revés, que el senador popular es desde hace muchos años un especialista en defensa y que por eso ingresó en el GEES hace dos décadas. No. El momento es el de reconocer el trabajo del señor Ministro centrándose en lo que se hay que centrar: que el GEES le es útil aunque sólo sea para discutir.
 
Señor Ministro, como el GEES no recibe ayuda alguna del Estado (a pesar de que su Ministerio tiene por misión el desarrollo de la conciencia de defensa en España), no le debe, y por tanto no le teme, nada a Defensa, ni a este ni a ningún otro gobierno. Por tanto el señor Ministro de defensa pueda estar tranquilo ya que le seguiremos suministrando buena cantidad de lectura para sus ratos ociosos –o el de sus colaboradores–. Pero no basta con leer, hay que saber hacerlo. Y desde aquí una simple recomendación señor ministro de defensa: siga leyéndonos y, sobre todo, haciendo todo lo contrario de cuanto defendemos. Nos preocuparía mucho que nos hiciera caso. Por último, si quiere saber más o tiene ganas de debatir, no es necesario que utilice intermediarios ni foros donde no estamos. Puede llamarnos a nuestras oficinas. Nosotros sí hablamos con todos.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios