Menú
GEES

La mala improvisación de Alonso

¿A qué objetivos responden las compras de material? ¿Tiene el Gobierno definida una estrategia de la defensa? ¿Cuáles van a ser las capacidades futuras de nuestras Fuerzas Armadas dentro de una década, cuál su dimensión, cuáles sus objetivos?

GEES
0

El arte de improvisar debe ser una de las características principales de un buen músico de jazz o de un actor de teatro. La improvisación es un proceso espontáneo en el que se manifiesta la inspiración y el estado emocional. Nuestro Gobierno es un buen ejemplo de ello, y el ministro de Defensa uno de sus baluartes. Su último acto de improvisación, es decir, su última decisión tomada sin estudio ni preparación, ha sido la compra “urgente” de 40 vehículos blindados para sustituir a los BMRs, VAMTAC y ANIBAL por la aparición de “nuevos escenarios que exigen unidades con gran capacidad de enlace y transporte, con capacidad de autodefensa y con elevadas prestaciones en materia de seguridad”.

Los nuevos escenarios a los que refiere Alonso tienen que ver con la principal amenaza a la que se han enfrentado las tropas españolas en el último año en el Líbano y Afganistán, los denominados IED (artefactos explosivos improvisados). A voz de pronto parece que al ministro le ha pillado por sorpresa, ya que de tanto repetirlo casi se cree que las tropas españolas llevan realmente a cabo operaciones de paz en esos lejanos lugares. Pero ante una situación insostenible, tras cuatro ataques y 10 militares y 1 traductor muertos, ha tenido que anunciar la compra urgente de blindados para reforzar la capacidad de seguridad de los contingentes españoles. Incluso anunció la creación en Madrid de un Centro Internacional para la Lucha contra los IED.

Parece que el ministro ignora que ya en 2004 España asumió el liderazgo dentro de la CNAD (Conferencia nacional de Directores de Armamento de la OTAN) para el diseño de capacidades y técnicas nuevas en la lucha contra artefactos explosivos improvisados. Además, en noviembre de 2006 España organizó un encuentro en el ámbito de la CNAD en Madrid sobre el tema. ¿No había nadie del Gobierno tomando nota? Desde hace años se tiene conocimiento en España y en el ámbito militar de la capacidad de destrucción de los IED, una de las armas preferidas de los terroristas y la principal causa de muertes y heridas entre las fuerzas aliadas. Incluso los mandos militares llevan pidiendo hace tiempo carros blindados para las operaciones en el exterior. Sin embargo la compra de blindados contraminas se va a realizar ahora, mal y tarde. Ha sido una reacción improvisada a las bajas sufridas y la vulnerabilidad de los viejos BMR, que sólo tienen capacidad para resistir minas de hasta tres kilos de explosivo. Sólo es uno de los numerosos ejemplos de la pésima planificación en materia de Defensa del Gobierno.

Con una buena planificación se deberían evitar estas compras por procedimiento de urgencia, síntoma de que las verdaderas necesidades de los militares no están siendo satisfechas por mucho proceso de transformación y modernización que promueva Alonso. ¿A qué objetivos responden las compras de material? ¿Tiene el Gobierno definida una estrategia de la defensa? ¿Cuáles van a ser las capacidades futuras de nuestras Fuerzas Armadas dentro de una década, cuál su dimensión, cuáles sus objetivos? ¿Qué van a defender nuestros efectivos, llevar a cabo operaciones de paz y apagar incendios forestales? Que alguien diga algo.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios