Menú

La trama civil de las FARC

Mientras no se desmonte esta trama civil en los países europeos y americanos, siempre habrá un riesgo de que el terrorismo resurja, sea por medio de las FARC o de ETA.

GEES
0

Los terroristas no son sólo los brutos que empuñan una pistola o gritan en las manifestaciones. Detrás de ellos hay una trama civil de abogados, periodistas, profesores, economistas y estudiantes, cegados por la ideología o por el poder, que son los que cargan con ideas las armas de los matones.

A finales de marzo, las Fuerzas Armadas colombianas bombardearon un campamento de las FARC en el departamento de Meta, en el centro del país y mataron a casi 40 guerrilleros, de los que 13 eran jefes de frente. Uno de los capturados declaró al diario El Tiempo que esa reunión tenía una finalidad cultural: "Estábamos haciendo un curso de comprensión de lectura, porque ahora las FARC no quieren que los comandantes sean iletrados, quieren que sean personas que se puedan expresar bien y escribir bien. Que sean buenos escritores, sabedores y entendedores". Los profesores de los terroristas eran "unos universitarios. Ellos eran los monitores, son muchachos de alto conocimiento, que entienden la parte de gramática y de escritura".

Es decir, los guerrilleros disponen de profesores particulares para su alfabetización de los que carecen otros millones de colombianos que no matan a nadie.

En todos los grupos guerrilleros de izquierda que han asolado Iberoamérica y provocado golpes de estado militares siempre había universitarios en la dirección, como Fidel Castro en Cuba, Abimael Guzmán en Perú (la "cuarta espada del marxismo") y Mario Firmenich en Argentina. En el bombardeo del campamento de las FARC en Ecuador realizado en 2008 murió un estudiante mexicano y otra quedó herida. Los padres de éstos explicaron que la presencia de sus hijos en una base terrorista se debía a su interés en elaborar unos estudios para sus carreras. En las FARC milita una holandesa, Tanja Nijimeijer, que viajó a Colombia para realizar unas prácticas universitarias, elaboró su tesis de grado sobre la guerrilla, se graduó en Holanda y regresó a Colombia, donde se unió a los terroristas.

Mientras no se desmonte esta trama civil en los países europeos y americanos, siempre habrá un riesgo de que el terrorismo resurja, sea por medio de las FARC o de ETA. Para evitarlo hay que dar la batalla de las ideas y, por supuesto, acabar con la impunidad de los universitarios  que, amparados en la libertad de cátedra, convierten sus clases en arengas marxistas y apologías de la violencia.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios