Menú
GEES

Los piratas nos ganan

Nos encontramos ante un nuevo desafío a nuestra seguridad a través de la agresión contra dos de nuestros compatriotas que a buen seguro son el objetivo central de los secuestradores.

GEES
0

Los piratas somalíes nos siguen desafiando en el Océano Índico, y esa singularización con respecto a España no se debe sólo a que tengamos ahora el mando rotatorio de la "Operación Atalanta" de la Unión Europea sino también al hecho de que, de nuevo –y tras las lamentables experiencias del "Playa de Bakio" y del "Alakrana", aparte del palangrero keniano "Sakoba", de capitán y armador español por el que también de pagó rescate–, vuelve a haber españoles en manos de estos terroristas del mar. Estos desafían además al mundo entero y a 2 de enero de este año mantenían retenidos 44 barcos y 771 rehenes según Ecoterra, una de las mejores fuentes para hacer el seguimiento de una amenaza a la que 25 países con sus medios navales tratan de hacer frente, con resultados más que limitados. Cuando esa organización no gubernamental hacía públicas tan lúgubres cifras, un carguero argelino, el "Blida", acababa de ser secuestrado el 1 de enero frente a las costas de Omán con 27 tripulantes a bordo.

Volviendo a las víctimas españolas más recientes, dos marinos gallegos llevan secuestrados por piratas somalíes desde que entre el 27 y el 28 de diciembre fuera capturado el "Vega V". Es un palangrero mozambiqueño con 25 tripulantes que faena para "Pescamar", una filial de "Pescanova", que ya está en aguas somalíes, fondeado en una base pirata de esas que no queremos destruir. Los dos españoles son el capitán y el contramaestre del buque. Si el susodicho carguero argelino "Blida" fue capturado frente a Omán, el palangrero "Vega V" lo fue frente al puerto de Beira, en Mozambique, dándonos ambos ejemplos detalles suficientes sobre las grandes capacidades de los piratas, y la frustración que podemos sentir ante la impunidad con la que actúan, cada vez más lejos de la costa somalí para una vez capturadas sus presas volver a ella. De hecho, nunca hasta ahora los piratas somalíes habían actuado tan al sur en la costa oriental africana. El Gobierno español ha pedido discreción –ello tras algunos lamentables malentendidos sobre la forma de calificar el nuevo secuestro–, pero lo que está claro es que nos encontramos ante un nuevo desafío a nuestra seguridad a través de la agresión contra dos de nuestros compatriotas que, a buen seguro y dada la escasa relevancia del barco y los pobres medios económicos de la filial citada, son el objetivo central de los secuestradores. Por ahora, los piratas nos ganan.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios