Menú
GEES

Moratinos y el síndrome de Estocolmo

0
Moratinos ha declarado que fue un error de Aznar autorizar la acción militar para recuperar Perejil y que él habría buscado un compromiso diplomático. El ministro de Exteriores olvida que la solución negociada se intentó desesperadamente, pero que gracias a “la ayuda” de sus tan queridos amigos franceses, fue torpedeada desde París y la UE.
 
Moratinos olvida que cuando un país es atacado o agredido militarmente, por muy insignificante que sea la porción de su suelo invadida, tiene que darse una respuesta que renueve la credibilidad internacional y el sentir nacional del invadido. Particularmente en el ejemplo que ahora critica, sobre el que todo el mundo admite que pudo haber sido el primer peldaño de una larga escalera. El Gobierno Aznar hizo lo que debía: decirle a Rabat “hasta aquí hemos llegado y ése no es el camino a seguir con nosotros”. Y el mensaje, le guste o no al actual Gobierno, se entendió a las mil maravillas.
 
En realidad, Moratinos es prisionero de su peculiar visión de la política internacional. Su experiencia todos estos años como emisario de la UE en Oriente Medio ha sido, en realidad, la de soporte de Arafat y su política de expresa ambigüedad frente al terrorismo palestino y de soterrado impulso de la violencia antiisraelí. Moratinos sólo concibe el uso de la fuerza en aquellos que considera débiles y oprimidos, como dice que es el pueblo palestino.
 
Es de suponer que también encuentre en sus hermanos marroquíes una nación esquilmada por el imperialismo y sojuzgada por el orden económico de la globalización, lo cual le permitiría un acto de rebelión como la toma de Perejil por unos cuantos soldados. Lleva tantos años dedicado al mundo árabe, su única gran preocupación, que ha debido perder de vista sus raíces e intereses, como le sucede a los secuestrados respecto de sus secuestradores. Powell ha dicho recientemente que perejil le pareció un islote estúpido. Ahora nuestro ministro afirma que no valió la pena pelearse por él. ¿Qué pueden pensar en Marruecos de todo ello? Muy simple: que el Gobierno se ha contagiado del millón de votantes antisistema que apoyaron al PSOE en el 14-M y que les importa España un bledo, porque ellos están por la destrucción.  Y después de Perejil, ¿qué más va a ceder, señor Moratinos?
 
 
GEES: Grupo de Estudios Estratégicos

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios