Menú
GEES

Moratinos y la autodeterminación

El problema es que el derecho de autodeterminación que el gobierno socialista niega a los saharauis está preparado para concederlo, sin embargo, a montenegrinos y kosovares. ¿Por qué? Porque eso no molesta al rey de Marruecos.

GEES
0

Cuentan los argelinos que el gobierno español, al hablar del cambio de posición sobre el Sahara –cambio que, dicho sea de paso, palidece al que González hizo sobre la OTAN allá por los 80–, les transmitieron que España, esto es, el gobierno de Rodríguez Zapatero, no podía aceptar ni aceptaría jamás el derecho a la autodeterminación de los pueblos. De ahí que los polisarios no contarían con su apoyo para establecer definitivamente la República Saharaui Unida.

Ni que decir tiene que los dirigentes argelinos, con el giro promarroquí de la Moncloa producto de la estulticia exterior del presidente y de la obsesión personal de su ministro de Exteriores, se ha sentido defraudados, o algo peor. Pero ese no es el problema ahora. El problema es que lo que el gobierno socialista niega a los saharauis está preparado para concederlo, sin embargo, a montenegrinos y kosovares. ¿Por qué? Porque eso no molesta al rey de Marruecos.

Aún peor, los argelinos podrían haberle preguntado al gobierno español por qué niega una cosa para el Sahara pero está dispuesto a negociarla con vascos y catalanes, por ejemplo. Ahora que ETA vuelve a reeditar sus actas de los encuentros con los enviados de José María Aznar, podía comenzar a sacar a la luz publica su visión de las conversaciones que se están produciendo sobre su posible tregua, aunque sea una guasa democrática que tengamos que recurrir a una banda terrorista para dar fe de la verdad.

La concesión que Moratinos está haciendo sobre el Sahara, en cualquier caso, podía haber servido para buscar contrapartidas por parte de Marruecos. Y si no se quiere hacer una defensa de los intereses directos españoles, al menos sí en la búsqueda del respeto a los derechos humanos en ese país. Pero el abrazo de Moratinos al mundo árabe y musulmán ni siquiera le ha permitido ese planteamiento. Así, al bochorno que España ha hecho con Cuba en la Unión Europea se suma ahora el veto español para que la UE descalificara el régimen de prensa en nuestro vecino del sur, tal y como han pedido varios estados miembros de verdad comprometidos con la libertad y el avance democrático. Pero ya se sabe, sólo unos pocos españoles pueden beneficiarse del principio de autodeterminación. Y no viven ni en el Sahara ni en Marruecos.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios