Menú
GEES

No, gracias

Si Kofi Annan fuera honesto, debería dimitir; si no lo es, debería ser cesado de inmediato

GEES
0
Si Kofi Annan fuera honesto, debería dimitir; si no lo es, debería ser cesado de inmediato. Los datos que se están aireando sobre su pésima gestión del programa de la ONU con Irak "Petróleo por Alimentos" le coloca en el punto de mira de lo quede que sea el mayor caso de corrupción conocido en las Naciones Unidas. Es muy grave que su hijo Kojo, estuviera a sueldo de Cotecna durante años, recibiendo unos 2.500 dólares al mes por no hacer nada excepto salvaguardar la concesión de la ONU a Cotecna como única empresa encargada de vigilar el cumplimiento del embargo internacional a Irak.
 
La cosa funcionaba así: A Irak se le permitía gastarse en determinados bienes y equipos el dinero que sacaba de vender su petróleo a través del programa de la ONU, pero la avidez y la necesidad de Sadam en obtener fondos al margen del control impuesto por la ONU, le llevó a idear un sistema de abuso sistemático del esquema puesto en pie por el secretariado general de Annan: Exigía a las empresas vendedoras que falsificaran las facturas, inflando las cifras de ventas de tal forma que Sadam pagara más de lo que recibía. La diferencia entre lo real y lo ficticio luego tenía que ser ingresada en cuentas del propio Sadam en el extranjero. Vamos, que si una empresa X vendía, por ejemplo, 100 toneladas de tubos para la conducción de petróleo, decía que enviaba 110, facturaba 110 y el dinero recibido por esas 10 toneladas inexistentes se lo giraba a Sadam a Suiza, Siria o el Líbano. Y ahí entra Cotecna. Cotecna era la responsable de certificar que las facturas coincidían con la carga recibida en Irak, de tal forma que en esos envíos no se produjera un fraude o se violaran los límites permitidos por la ONU. Cotecna nunca elevó expediente alguno sobre irregularidades en los manifiestos de carga, sellando que todo se producía conforme a la ley. Hoy, tras el minucioso estudios de los papeles capturados tras el derrocamiento de Sadam sabemos que desde 1998 Sadam sistematizó y generalizó este sistema corrupto. Y parte integral de esta red de corrupción era Cotecna sobre la que recaen serias sospechas de haber recibido pagos ilegales por parte de Sadam y el mismo hijo de Kofi Annan.
 
Que un padre no quiera ver o admitir "las debilidades" de un hijo puede que sea un instinto natural. Pero es que hubo mucha más corrupción del programa "Petróleo por Alimentos" que sólo puede comprenderse desde una absoluta ineficiencia del secretariado de la ONU o, lo que es peor, por su connivencia con la corrupción de Sadam. El enriquecimiento de éste a través de la manipulación del precio del barril del crudo es sencillamente escandalosa y tan burda que no es posible que la gente que respondía a Annan no lo haya detectado. Es más, si se acaba comprobando la acusación de que el máximo responsable del programa, nombrado directa y personalmente por el actual secretario general de la ONU, había recibido vales de petróleo iraquí como pago a sus servicios, la corrupción sería aún peor de lo imaginado hasta ahora.
 
Por último, la defensa de Annan de su hijo, puede entenderse. Pero la política de obstrucción sistemática ante las investigaciones del Senado americano exceden con mucho lo comprensible y se acerca mucho a lo que se podría penar como encubrimiento. Por todo ello Kofi Annan no puede contar más con la confianza de los miembros de la institución que representa. Hay demasiados escándalos en su contra. Lo mejor para él y para el bien de la ONU es que se vaya cuanto antes, aunque haya que forzarle para ello.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios