Menú
GEES

Orwell en el Ministerio de Defensa

Resulta muy triste ver cómo en el Ministerio de Defensa nadie se atreve a explicar a los ciudadanos la verdadera esencia de la institución militar, su excepcionalidad y su valor. Y cómo se pone al Ejército al servicio de intereses bastardos.

GEES
0

"La guerra es paz; la libertad es la esclavitud; la ignorancia es la fuerza. Serán las consignas del Partido. El Ministerio de la Verdad se dedicará a la educación y a la información; el Ministerio de la Paz, para los asuntos de guerra; el Ministerio del Amor se encargará de mantener la ley y el orden; y al Ministerio de la Abundancia le corresponderán los asuntos económicos". No. No nos hemos vuelto locos. Simplemente hemos tenido ocasión de estudiar a qué se dedica el ministerio de Defensa de ZP. Y no es ni a preparar a nuestras tropas ni a adquirir los mejores materiales para ellas.

El Ministerio de la Verdad y el de la Paz, o sea, el Ministerio de Educación y el de Defensa, han colaborado en la elaboración de una publicación que servirá como herramienta para "transmitir el valor de la Defensa" en el marco de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía. El resumen lo tienen en el primer párrafo de esta columna. Y si creen que exageramos, por favor lean el documento.

El manual significa una inadmisible perversión de la realidad militar, sus valores y su sentido. En los últimos treinta años, las Fuerzas Armadas se han incorporado a las estructuras militares internacionales, desplegando sus ejércitos en distintas operaciones de distinta naturaleza. Se han sometido a un cambio de estructuras, de organización y de composición. Se han transformado en un ejército profesional, capaz de adaptarse al nuevo panorama estratégico mundial. Y en treinta años sus miembros han seguido jurando bandera y cumpliendo sus tareas con exquisita disciplina y valor.

Lo que Alonso y Zapatero quieren transmitir de ellos a nuestros hijos es algo muy distinto: fuera la jerarquía, la disciplina y los méritos. Basta con un poco de amor para cumplir con cualquier misión humanitaria de Naciones Unidas. Poco más. Para ZP el Ministerio de defensa es ya el Ministerio de la paz, los militares agentes de la concordia y el armamento militar equipo humanitario. El manual pervierte a la vez que justifica el trato dispensado a las Fuerzas Armadas.

En cuatro años de mandato del gobierno socialista se ha sometido a las Fuerzas Armadas a un brutal y esperpéntico proceso de desnaturalización; se ha tergiversado el concepto de misión de paz, misión humanitaria y cooperación civil-militar para esconder las acciones militares. Nuestros profesionales se han mantenido en sus posiciones, han obedecido a sus superiores y se han mordido la lengua ante iniciativas tan humillantes como la creación de la Unidad Militar de Emergencia. O peligrosas como las restricciones a la libertad de actuación en sus despliegues en el exterior. Su actitud se va a transmitir a sus hijos ahora de semejante manera.

Resulta muy triste ver cómo en el Ministerio de Defensa nadie se atreve a explicar a los ciudadanos la verdadera esencia de la institución militar, su excepcionalidad y su valor. Y cómo, por el contrario, se pone al Ejército al servicio de intereses bastardos. Y es que con ZP, Orwell ha llegado también a Defensa. Y aspira a quedarse cuatro años más.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios