Menú
GEES

Pagos al enemigo

Se rumorea que mandos franceses y alemanes están considerando también la posibilidad de negociar con el grupo terrorista. ¿Pero no estaban allí para desarmarlo? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

GEES
0

"Italia ofrece ayuda a Siria a cambio de seguridad para sus soldados". El diario Hareetz recogía esta noticia el pasado 16 de junio. Según fuentes israelíes, el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Massimo D’Alema, durante su última visita a Siria, prometió al Gobierno de Damasco que su país presionaría para poner fin a su aislamiento internacional. A cambio, D’Alema pidió a Al-Assad que Hezbolá y otros grupos terroristas no atacaran a las tropas italianas desplazadas en el Líbano. "Inaudito", "vergonzoso", "cobarde" o "una puñalada por la espalda" son algunos de los términos utilizados por los medios que se hicieron eco de la noticia para describir este movimiento diplomático de D’Alema. Se acusó a los italianos de estar más interesados en su propia seguridad que en la misión de la UNIFIL en el Líbano, que encima está dirigida por un general italiano, Claudio Graziano.

Pagar a cambio de protección tampoco es una sorpresa. Es una práctica habitual que llevan a cabo los países que envían contingentes a zonas calientes, sobre todo si tienen limitada su capacidad para disparar o defenderse. Algunos de ellos han desembolsado grandes cantidades de dinero para evitar bajas entre sus soldados. Los gobiernos occidentales saben muy bien que no son bien recibidas por la opinión pública de sus respectivos países. En el caso italiano, cabe preguntarse si el supuesto hecho de que las tropas italianas estuvieran exentas de cualquier ataque terrorista en el país de los cedros aumentó la probabilidad de que los militares españoles fueron escogidos como blanco. Nunca lo sabremos.

Ahora es España quien negocia para proteger a sus tropas. Según Debka ha habido un acercamiento secreto entre agentes españoles y miembros de Hezbolá en Beirut tras el ataque terrorista del pasado 24 de junio, en el que murieron seis soldados. Los intermediarios españoles quieren llegar a un acuerdo para proteger a nuestras tropas. Sin duda la situación en el Líbano es extremadamente peligrosa pero ¿ya no confía ZP en la misión de la ONU? ¿A cambió de qué se va a negociar? ¿A qué precio?

Hezbolá por su parte, y según recoge Debka, podría exigir que le mantuvieran permanentemente informado sobre cualquier movimiento militar que se lleve a cabo en la zona vigilada por las tropas españolas, que incluiría presumiblemente los movimientos de las tropas libanesas. Es decir, terreno libre para pasear a sus anchas. Además, se rumorea que mandos franceses y alemanes están considerando también la posibilidad de negociar con el grupo terrorista. ¿Pero no estaban allí para desarmarlo? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios