Menú
GEES

¡Que no quieren!

El Ministerio cubano tiene toda la razón: ¿a qué viene tanto empeño en malinterpretarlos si hablan claramente? Lo han dicho una y otra vez, por activa y por pasiva, no van a aceptar presiones internacionales para dejar de ser lo que son

GEES
0
No saben cómo decirlo para que nos enteremos de una vez por todas y les dejemos en paz.
 
Tras el Acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, relajando un poco la presión para tratar de abrir un diálogo sobre derechos humanos con el gobierno de La Habana, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba ha emitido un comunicado, fechado y publicado en Granma Internacional el pasado 22, en el que, de malas maneras, manda a hacer gárgaras a los cancilleres europeos:
“Con Cuba, sólo será posible un diálogo entre soberanos e iguales, sin condiciones ni amenazas pendientes. Si la Unión Europea desea algún diálogo con Cuba debe eliminar definitivamente dichas sanciones, que desde entonces resultaron inaplicables e insostenibles”
“… la llamada "Posición Común" debe desaparecer, porque no hubo ni hay razón alguna para que exista y porque impide sostener una relación normal, mutuamente respetuosa y de interés común con nuestro país”.
“… las "Conclusiones del Consejo" se inmiscuyen de manera calumniosa en asuntos estrictamente internos cubanos, emiten juicios y anuncian actos injerencistas e hipócritas que Cuba considera ofensivos, inaceptables y rechaza enérgicamente”.
El Ministerio cubano tiene toda la razón: ¿a qué viene tanto empeño en malinterpretarlos si hablan claramente? Lo han dicho una y otra vez, por activa y por pasiva, no van a aceptar presiones internacionales para dejar de ser lo que son y no van a entrar en el juego de dialogar sobre los derechos humanos, que tan mal resultado dio a la extinta Unión Soviética en el marco de la OSCE.
 
Por si fuera poco el bofetón cubano, desde la Venezuela bolivariana califican a nuestro insigne canciller de “racista” y “colonialista”, ¡a Moratinos! quien ostenta el record mundial de fotos sonriendo con Arafat, terrorista, ladrón e insigne progresista sin lograr nada a cambio. Y todo ello por manifestar “preocupación” ¡Líbrele Alá, o el Ché, de condenar el asalto a la libertad de prensa cometido por Chávez!
 
Nuestros “progres” están tan presos de sus prejuicios, que ya no dan para ideas. No pueden aceptar una crítica abierta a estos regímenes, porque ello supondría poner en duda la legitimidad del principio revolucionario. Violar los derechos humanos no es malo per se, sólo es condenable e inaceptable si el responsable es un gobierno que no es de izquierdas. Además, criticar a Castro sería hacer el juego a la derecha y ¡hasta aquí podíamos llegar! Se esmeran en buscar cauces que eviten el enfrentamiento y las sanciones, a la par que faciliten una transición hacia un régimen más tolerable, sin querer ver que no hay espacio diplomático, ¡porque no quieren!
 
Moratinos se ha empleado a fondo para lograr que el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores se moviera un poquito, lo justo para que el Parlamento Europeo lo denunciara y Castro le pusiera en evidencia, a él y a sus colegas por haberle hecho un poco de caso. Están condenados al ridículo.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios