Menú

Recortes en Defensa

Por ahora China, India y Brasil siguen siendo potencias regionales, aunque con crecientes intereses globales. El cambio del centro de gravedad de la economía mundial también significa una redistribución del poder militar y de la influencia política.

GEES
0

No se trata sólo de que los países europeos corten y recorten los presupuestos de defensa, de que los recursos militares y la capacidad de respuesta de la OTAN sean cada vez más limitados, y de que se acreciente aún más el gap entre Estados Unidos y Europa. La caída de los presupuestos de defensa aliados se agrava cuando se sitúa en un contexto internacional amplio, más allá del área euroatlántica, y se compara con lo que está ocurriendo en otras partes del planeta.

En el año 2011, Estados Unidos encabezaba el gasto en defensa del mundo, con un 38,6% del total. Ese mismo año, los países europeos aliados sumaban el 20%, siendo Reino Unido (4,1%), Francia (4%) y Alemania (3,2%) los primeros de la lista. Diez años después, en 2011, Estados Unidos seguía siendo el líder, con el 45,7% del total, mientras que los europeos de la OTAN acumulan el 18%. En el mismo periodo de tiempo, los presupuestos de defensa de los BRIC han pasado de sumar el 8,4% del total al 13,4%. Hoy en día, China cuenta con aproximadamente el 5,5% del gasto total y ha sobrepasado a todos los aliados menos a Estados Unidos, mientras que Japón está al mismo nivel que Francia (3,6%), y Arabia Saudí (2,8%) ha superado a Alemania (2,7%). Rusia por su parte, ahora gasta hasta un 82% más en defensa que en 2001, una tendencia que continuará hasta al menos el 2020.

Menos mal que por ahora China, India y Brasil siguen siendo potencias regionales, aunque con crecientes intereses globales. El cambio del centro de gravedad de la economía mundial, del que ellos son protagonistas, también significa una redistribución del poder militar y de la influencia política. Y aunque los BRIC tienen que gestionar hoy en día importantes problemas domésticos, principalmente sociales y económicos, lo han entendido así y no desaprovecharán la oportunidad.

China no sólo tiene el segundo presupuesto del mundo, sino que posee más de dos millones de efectivos. Está reforzando sus capacidades de proyección de fuerzas, y tiene entre sus prioridades la tecnología espacial y la ciberdefensa. En los últimos años ha participado en numerosos ejercicios conjuntos con países como Brasil y Turquía, y ha puesto su granito de arena en las operaciones internacionales contra la piratería en el Golfo de Adén. Sin olvidar que es un país nuclear, al igual que India. Ésta es la principal competidora de China, de la que teme su expansión en el Océano Índico. Mantiene una tensa disputa con Pakistán y soporta una creciente amenaza terrorista. Con 1,3 millones de efectivos es la tercera fuerza del mundo, y con el incremento de sus capacidades busca un papel internacional más activo. Brasil gasta el 55% del total del gasto en defensa de América Latina y está seriamente preocupada por la ciberdefensa. Además Francia, con la que tiene un importante acuerdo estratégico, le nutre de potente armamento.

No son los únicos. Los países de la denominada región MENA y del Golfo tampoco descuidan su defensa. ¿Por qué nosotros sí?

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios