Menú
Cristina Losada

Todo por la patria

La patria, o sea, la nación, no es patrimonio del difunto general gallego, aunque un sector de la izquierda y el conjunto del nacionalismo se hayan empeñado en que lo sea.

Cristina Losada
0

El franquismo es un yacimiento arqueológico, que tras permanecer olvidado varias décadas, se explora hoy palmo a palmo a fin de encontrar cualquier cosa que se pueda someter primero a exhibición y luego a borrado. Los últimos en sumarse a esa empresa orwelliana son los miembros de la Asociación Unificada de Guardias Civiles de Málaga. Solicitan la retirada del "Todo por la patria" de los cuarteles, porque, alegan, el lema fue instituido en 1937 y, por ese motivo, "se asocia a un pasado político" y vincula "a otras épocas". Claro que con esos argumentos pueden llegar mucho más lejos. Por su fecha de fundación, la Guardia Civil está vinculada a otras épocas y a algunos pasados no siempre democráticos ni pacíficos, por no decir casi nunca; de manera que si el propósito es librarse de todo lastre "político", lo lógico es que pidieran la disolución del cuerpo.

La AUGC malagueña se ha sumado, en realidad, a una propuesta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que la exponía con menos eufemismos hace unos meses. Ese "Todo por la patria", aseguraba, "supuso la persecución y la represión de miles de ciudadanos". Por la misma regla de tres, ¿no habría que suprimir cualquier mención a España en España, dado que los autores del golpe del 36 se sublevaron por España? Lo que plantean esos tardíos buscadores de restos es, en esencia, una identificación entre la patria y la represión y entre la patria y el franquismo. Pero la patria, o sea, la nación, no es patrimonio del difunto general gallego, aunque un sector de la izquierda y el conjunto del nacionalismo se hayan empeñado en que lo sea. El lema que ordenó poner el general Gil Yuste había nacido antes del 36 y ahora mismo se utiliza en no pocas repúblicas latinoamericanas, ¿también franquistas ellas?

La obsesión por encontrar residuos del régimen de Franco en el presente ha de llevar a situaciones frustrantes a quienes dedican a ello su tiempo y el dinero de los contribuyentes. De ahí que, a veces, nos brinden episodios cómicos al atribuir al franquismo símbolos y nombres que pertenecen a otros períodos. Pero lo cómico no quita lo dramático. So capa de purificar a la Guardia Civil de "aspectos políticos", la AUGC malagueña se ha metido de hoz y coz en la política. En ese intento de recreación de odios cainitas que es lema del Gobierno de Zapatero.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation