Menú
GEES

UE, RIP

Lo más grave es el abandono de lo que durante 50 años ha sido el programa de la UE: la libre circulación, la creación de un mercado interior, y la cooperación creciente entre naciones a través de la aplicación de una comunidad de derecho

GEES
0

Un ex comunista imputado penalmente (López Garrido) y un ex presidente francés poco propicio a los intereses antiterroristas de España (Giscard) defienden ahora un tratado europeo en dos periódicos de sus naciones respectivas. Es la metáfora perfecta del fin del proyecto europeo.

La realidad es ésta: se pierden diez años para rehacer unas reglas formales que escondan la falta de voluntad, no ya de progresar en la integración, que sería legítimo, sino de cumplir con el propio derecho vigente. Y, atención al lenguaje, los que hacen esto son los europeístas, y los que lo denunciamos, euroescépticos. No hay nada como repartir las subvenciones para garantizar la propaganda.

El espectáculo reciente, combinando los nombramientos más señalados con el de los comisarios, ha rebasado incluso el circo de tres pistas habitual.

 
Como se dice en esta casa, los hechos, sin ánimo de ser exhaustivos, son los siguientes.
Ya a finales de verano, Sarkozy prefería a Blair para la presidencia europea, pero Merkel, que tiene la ventaja de gastar algo menos dinero público y de insistir en que la pervivencia del euro requiere un poco de solidaridad al respecto, le dijo al ardoroso francés que mejor valía una personalidad menos marcada. Como el que paga manda, dicho y hecho. El resultado final ha sido el inane redactor de haikus, más una socialista inglesa – baronesa, porque aquí está ya todo el mundo contagiado de la actitud de estar en misa y repicando– para compensar. Un poder de perfil bajo que permita a los grandes seguir haciendo lo que quieren, y disimular que detrás de los cargos hay una política.
 
Por su parte, Barroso ha creado una comisión con siete vicepresidentes, siete. Tiene la gracia de nombrar comisario de Competencia a un nacional de un país en donde la concurrencia libre casi sólo existe en el fútbol, y como comisario de Mercado Interior a un nacional de un país, Francia, que se especializa por interpretar muy a su manera la prohibición de ayudas de Estado, una de las esencias de la Unión.

Hablando de esencias. Lo sustancial es que de la UE sólo queda la cáscara; el contenido se ha evaporado. Algo pudo sospecharse con la dilución de la directiva de servicios que supuso la renuncia deliberada a cumplir uno de los mandatos del tratado. Incapaces de cumplir el derecho aplicable, los intereses creados decidieron que hacía falta otro derecho. La intención simplificadora de la declaración de Laeken en 2001 todavía era buena, pero el proceso constituyente y la insistencia posterior en el tratado de Lisboa, que es lo mismo sin la fanfarria, ha culminado una situación en que lo de menos es que a partir de 2014 se aplicará un sistema de mayorías presuntamente más sencillo y eficiente, y lo de más el abandono de lo que durante 50 años ha sido el programa de la UE: la libre circulación, la creación de un mercado interior, y la cooperación creciente entre naciones a través de la aplicación de una comunidad de derecho en la que cada uno supiese a qué atenerse.

Cuando en enero se presente la Comisión a obtener el beneplácito del Parlamento con grandilocuentes expresiones de recuperación económica, lucha contra el desempleo y adhesión inquebrantable a la competencia creativa, no hagan mucho caso, porque el invento está muerto. Quizá sea hora de acometer la ampliación y darle la puntilla: que ingresen Turquía y los Balcanes, a ver si así, con sangre nueva, se puede hacer una ONU mejorada o una Organización Mundial del Comercio empeorada. La lápida dice así:

París 1951 - Lisboa 2007
RIP
Murió despeñada por exceso de ambiciones destruyendo un memorable intento de integración que garantizó la paz y prosperidad del continente durante cincuenta años.
Sus herederos: los socialistas de todos los partidos. 

Esto sólo lo arregla San Benito –patrón del continente– o el Papa, que por algo eligió su mismo nombre.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios