Menú

Un nuevo eje París-Berlín

Francia y Alemania han tomado la iniciativa de relanzar la consolidación de la industria europea de la defensa. Para ello han empezado por explorar las posibilidades de cooperación entre ambos países, en un punto muerto desde hace varios años.

GEES
0

Francia y Alemania han tomado la iniciativa de relanzar la consolidación de la industria europea de la defensa. Para ello han empezado por explorar las posibilidades de cooperación entre ambos países, en un punto muerto desde hace varios años. Ha sido en París, aprovechando la celebración de la feria internacional Eurosatory, donde la Dirección General de Armamento (DGA) francesa y su homóloga alemana han firmado una carta de intenciones "estrictamente técnica". París y Berlín van a crear varios grupos de trabajo encargados de estudiar las necesidades futuras en ocho áreas determinadas: el espacio, los sistemas de armas terrestres, los helicópteros, la defensa antiaérea y antimisiles, la certificación de aeronaves; los aviones no tripulados, el A400M, y los sistemas navales. Aunque habrá que esperar a la visita del ministro de defensa francés, Yean-Yves Le Drian, a Berlín el próximo 22 de junio para que el acuerdo se concrete. A partir de entonces se trabajará en un informe que deberá estar finalizado en diciembre con una hoja de ruta hasta el 2030. La idea es que los primeros proyectos se lancen en enero de 2013, coincidiendo con el 50 aniversario del Tratado del Elíseo que marcó el inicio de la reconciliación entre los dos países después de la guerra.

El nuevo acuerdo franco-alemán no coge por sorpresa. El gobierno de Francia ha apoyado durante los últimos dos años su industria de defensa para compensar las caídas de demanda y las dificultadas de exportación. Y ha buscando soluciones como el diálogo y cooperación con el Reino Unido, y ahora con Alemania. Ya en el Consejo franco-alemán de febrero de este año se tomó la decisión de relanzar esta cooperación militar bilateral, pero sin duda el nuevo gobierno de Hollande le ha dado una pincelada algo más europeísta. El propio Le Drian afirmó en la cumbre de Chicago de la OTAN lo indispensable de contar con una industria de defensa europea, y más en los momentos de austeridad de hoy en día.

¿Y qué pasará con el amplio acuerdo de cooperación franco-británico de noviembre de 2010? Desde luego sigue adelante pues es demasiado importante como para que sea desbaratado. Pero no hay que olvidar que Gran Bretaña no ha sido nunca muy amiga de los grandes acuerdos y programas europeos. Y en este caso se verá presumiblemente forzada a trabajar también con Alemania con el tema de los drones, pues la carta de intenciones franco-alemana recoge el desarrollo de Medium-Altitude Long-Endurance (MALE) UAV, un proyecto que en su momento Sarkozy y Cameron confiaron a la francesa Dassault y a la británica BAE System. ¿Realmente aceptará Londres trabajar a tres bandas?

La intención de Francia y del gobierno de Hollande es clara, y al parecer también la de Alemania. Pero no queda tan claro que Londres se deje arrastrar a un nuevo proyecto europeísta, sobre todo después de tantos años de fracaso. Aunque con la crisis mandando, todo puede ser.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios