Menú
GEES

Un presidente secuestrado

Zapatero dará a los terroristas todo cuanto le pidan con tal de intentar salvar su vida política.

GEES
0

El presidente del Gobierno de España se ha convertido en un rehén político en manos de una organización terrorista. Sólo así puede explicarse la patética respuesta dada por Zapatero al mayor atentado con explosivos cometido por ETA en su historia, un atentado que ocasionó además la muerte de dos personas inocentes. Sólo así puede explicarse además la huida hacia delante del Gobierno al buscar tras el atentado un pacto con aquellos partidos minoritarios que consideran que la causa de este fracaso es precisamente que el Estado no ha cedido lo suficiente en el actual proceso negociador.

En todos los comunicados de ETA desde que declaró su falso alto el fuego, la organización terrorista insiste en el incumplimiento de los compromisos adquiridos por el presidente del Gobierno. Esos compromisos casi con seguridad están documentados y caben pocas dudas de que la banda terrorista los hará públicos en su momento, según su costumbre. El problema para Zapatero es que no sólo es prisionero de esos compromisos inconfesables, sino que está atenazado por sus propias mentiras al negar insistentemente su existencia.

En esas condiciones Rodríguez Zapatero no tiene más opción que continuar con el proceso a cualquier precio, como de hecho está haciendo. La brutalidad del atentado y la existencia de victimas mortales obligan a ambas partes a volver a sumergir el proceso durante un tiempo, pero las señales de que continúa vivo son evidentes, incluyendo el encuentro "informal" entre el PSE y Batasuna en la misma semana del atentado. Aquellos que en su Gobierno o en el partido socialista niegan la continuidad del proceso, simplemente no han sido informados por el presidente y serán pronto desmentidos y desautorizados por él.

La irresponsabilidad suma de Zapatero al caer en la trampa cuidadosamente urdida por los terroristas, cegado por su ambición electoral, por su ingenuidad infinita y por su absoluta inconsistencia moral e intelectual, coloca a la democracia española en una situación de grave riesgo. Zapatero dará a los terroristas todo cuanto le pidan con tal de intentar salvar su vida política. Un presidente del Gobierno secuestrado políticamente por una organización terrorista es sin duda el peor escenario que podríamos imaginar como desenlace del proceso actual.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios