Menú
GEES

Una pinta para Zapatero

Claro que, a lo mejor, Rodríguez Zapatero sólo está utilizando la discreción de los transportes oficiales para aprovechar las rebajas que ahora están en su apogeo en la capital británica.

GEES
0

No se sabe nada porque a nuestro presidente de gobierno parece encantarle el secretismo y la conspiraciones. En esta ocasión sale a hurtadillas de lo que queda de España para ir volando a Londres. ¿Cuál será su propósito?

Sólo hay dos temas en su agenda que puedan motivar su secreta visita al Reino Unido. El primero, el contencioso sobre Gibraltar, tema que tantas veces ha vendido como ya resuelto y del que, su ministro de exteriores, el abrupto Moratinos, no hace sino vanagloriarse. No obstante, la realidad es bien distinta. El tan cacareado acuerdo sobre la roca no acaba de sellarse en público y mientras tanto, los llanitos ha votado en referéndum una significativa modificación de su estatus –en plan Cataluña– que les reconoce su derecho a la autodeterminación. Cierto, Londres no reconoce fuerza legal al referéndum, pero también es verdad que no está haciendo nada políticamente para oponerse a sus consecuencias. Al contrario, lo utiliza en las negociaciones con España para acercarnos aún más a sus posiciones. ¿Irá ZP a Londres para renunciar definitivamente a la colonia inglesa en nuestro suelo?

El segundo tema es la negociación con los terroristas y las supuestas lecciones que Rodríguez Zapatero quiere sacar del proceso de paz entre el gobierno de Blair y el IRA. No será la primera vez que funcionarios españoles hablan con sus homólogos. De hecho, bajo la etapa del PP en el gobierno altos funcionarios de Interior ya hablaron con los disciplinados servidores del estado de la Corona, encuentros que se han sucedido con gente de Alonso –y es de suponer que de Rubalcaba– con posterioridad. Sólo que la gente del PP sacó la conclusión opuesta a la que sacan los del PSOE. A saber, que no había paralelismos entre la situación en el País Vasco e Irlanda, mientras que los de ahora sólo ven las conversaciones con el IRA como un anticipo literal de lo que se persigue para ETA.

¿Cuál será el asunto? Silencio oficial. Hay que recurrir a los trucos de los antiguos sovietólogos para intentar acercarse a la verdad. Por ejemplo, si Moratinos no le acompaña en este callado periplo, es difícil imaginar que se vaya a tratar nada de Gibraltar. Pero si es Rubalcaba o su entorno quien está en la comitiva oficial, entonces no habrá dudas, la negociación con el terror. Claro que, a lo mejor, Rodríguez Zapatero sólo está utilizando la discreción de los transportes oficiales para aprovechar las rebajas que ahora están en su apogeo en la capital británica. Se supone que entonces se llevaría a la familia. Aunque con la ola de calor que asola Londres estos días, en cualquier caso, que le preparen una pinta a Mr. Zapatero.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios