Menú

USA. Diseccionando el voto

Utilizando datos todavía algo prematuros, Obama recibió el 92% de los votos que consiguió en el 2008, equivalente a cerca de 10 millones menos.

GEES
1

Mujeres, jóvenes, latinos, negros y minorías en general le dieron la victoria a Obama, lo que ha pasado a ser patrimonio de la cultura general. También que los blancos están en retroceso demográfico en términos relativos, un 2% menos cada cuatro años en el total de la población (del 72% al 70 en el último período), porcentaje en el que incrementan su proporción los pertenecientes a otras etnias, de cuyo crecimiento los latinos suponen el 40%. El país cambia y los demócratas creen que a su favor. La cosa no es tan clara como parece. El país está siempre cambiando y la composición demográfica del voto también. Los avances o pérdidas cuantitativas de cada bando no son perpetuos.

Algunas cifras matizan esa evolución. Obama es el primer presidente que vuelve a la Casa Blanca con menos votos que en su primer mandato. El margen a su favor no llega a la mitad del de 2008. Posiblemente 2.9% ahora frente a 6.9 entonces. Todos sus predecesores expandieron en su segunda victoria la coalición demográfica que los había llevado al poder en la primera. Obama no consiguió evitar que se redujera un poco, pero básicamente la mantuvo. Utilizando datos todavía algo prematuros, porque a día de hoy aún no los hay definitivos y en general los resultados del presidente han mejorado un tanto a medida que se iban completando los recuentos, Obama recibió el 92% de los votos que consiguió en el 2008. Romney habría ganado si hubiera recogido el resultado con el que McCain perdió hace cuatro años.

Obama obtuvo 7.8 millones menos de votos blancos, 1.6 de negros, 1.8 de jóvenes, 4 de mujeres. Estas cantidades no se pueden sumar por los solapamientos: las mujeres y los jóvenes pueden ser blancos o negros, los blancos y afroamericanos mujeres o jóvenes, los jóvenes mujeres y viceversa. Pero en total recibió un 92% de los votos que logró en el 08, equivalente a cerca de 10 millones menos. Su porcentaje bajó en todos los estados menos dos, en donde ganó algo menos de un ¼ de punto porcentual. Llevó un 56% del sufragio blanco sobre el total de sus votantes, así que después de todo éste fue el que le dio la victoria. Para Romney representó el 88% de todos los que lo votaron. Las otras etnias sólo le dieron a Romney un 10% del total del republicano, mientras que lo hicieron por Obama en un 42% del suyo. Los datos no casan del todo debido a su carácter provisional, pero el definitivo no será muy diferente.

Lo jóvenes (19 a 29 años) participaron en un 50%. Todo un éxito a pesar de que la media global de los que acuden a las urnas sobre los electores potenciales anda por el 60%. Aquellos son generalmente la cohorte demográfica más absentista. Es una de las hazañas de la campaña democrática haber movilizado ese voto. Su ilusión es que signifique un cambio de hábitos: se han socializado votando a Obama como otros sectores fueron ganados para los republicanos pronunciándose a favor de Reagan en los ochenta. Pero todo es cambiante en el electorado americano.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios