Menú
GEES

ZP contra la ONU

0
ZP, el secretario general del Partido Socialista, se enzarza contra la ONU y afirma que si sale elegido presidente el 14 de marzo, retirará de Irak las tropas españolas el próximo 30 de junio –fecha cuando se debe volver a autorizar una extensión de su misión–, si para ese día las Naciones Unidas no se han hecho cargo de la situación en Irak. ZP podría escudarse en su ignorancia, pero su propuesta se hizo pública justo cuando Ibrahim Brahimi, el enviado especial de Koffi Annan,  secretario general de la ONU, revelaba las conclusiones de su visita a Irak: ni la ONU está en condiciones de garantizar su seguridad en ese país, y mucho menos la de los propios iraquíes, sin la contribución directa de las tropas estadounidenses y de la coalición, incluyendo las españolas, ni los problemas abiertos todavía en Irak permiten pensar en un calendario rápido para la celebración de unas elecciones generales.
 
La propuesta de Zapatero tiene, por tanto, muy difícil justificación, pues si la ONU ya advierte que no será posible que tome las riendas de nada en Irak, cosa previsible  por cierto, dice muy poco de la capacidad de predicción del equipo socialista o demasiado sobre su afán demagógico con el tema iraquí. Es hacer trampas colocarse ante un condicional de imposible cumplimiento.
 
Claro que, no es la primera vez que ZP se enfrenta a los designios de las Naciones Unidas. Ya dijo antes de la guerra de manera solemne, con luz y taquígrafos, en el Congreso de Diputados que con o sin resolución del Consejo de Seguridad, él nunca apoyaría una acción armada contra Saddam. Algo que, automáticamente,  anulaba la autoridad de la ONU a la que tanto, paradójicamente, invocaba entonces y sigue invocando ahora.
 
La ONU, por su propia valoración, por lo demás nada inocente y que se enmarca en las tensas relaciones de su secretario general con algunos de sus miembros más importantes, no tiene ningún papel determinante que jugar en el futuro inmediato de Irak. Esto es, en el terreno político, porque en la ayuda humanitaria sí que podría tenerlo si quisiera. Por lo tanto, lo que José Luis Rodríguez Zapatero está diciendo, en realidad, es que abandonemos a su suerte a los iraquíes, que apenas están saliendo de una horrible dictadura y que están sujetos a constantes ataques terroristas. Y todo porque la ONU no se atreve, no quiere y no puede hacer más por ellos. ¿Dónde está su sentido humanitario? ¿Y el de justicia?
 
Claro que siempre parece más elevado y digno mencionar en vano el nombre de la ONU que recurrir a los riesgos a los que se pueden enfrentar nuestras tropas en la zona. Eso queda demasiado cobarde, aunque también se ha mencionado desde las filas del socialismo español. Es posible que los militares tengan una mala imagen de su actual ministro, pero como ZP siga dejándoles en la estacada, no se imaginan cuál van a tener de él.
 
 
GEES: Grupo de Estudios Estratégicos

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios