Menú

Más sobre la desvergüenza

0
Ya sabemos que el Parlamento está tenso y ocupado, pero no creo que encuentre estos días ocupación mejor que amparar –o dar crédito, como ahora se dice– a una mujer que, además de ser víctima del terrorismo, está siendo maltratada e insultada hasta límites difícilmente soportables.

Este jueves hemos tenido que verla de nuevo, valiente y decidida, respondiendo a las acusaciones de Xabier Arzalluz y retándole, ella, una mujer anónima hasta hace unos días, a que le repita a la cara sus mentiras.

Se agradece que haya contado, en sus convincentes comparecencias públicas, con la eurodiputada Rosa Díez y con el secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Manuel Huertas.

Pero, a mi juicio, no basta. Sobre todo cuando un sector del PSOE, el que encabeza Maragall y en el que hace de mamporrero Odón Elorza, se dedica a "dar crédito" a los amigos o miembros de ETA como paso previo para pactar con los nacionalistas del PNV, tan totalitarios como los de ETA.

La familia de Joseba Pagazaurtundua, además del dolor de las circunstancias que están viviendo desde el asesinato, son un ejemplo de los ciudadanos vascos amenazados y agredidos por el nacionalismo. Son una muestra también de la desigualdad e injusticia en las que se van a celebrar las próximas elecciones municipales. Si al PSOE le produce más ira la acusación del vicepresidente Rato a Maragall que esta situación, no es sólo la prueba de que no ganarán las próximas elecciones generales. Es la prueba de que no merecen ganarlas.

Ahí, en la política agresiva del PNV, tiene Labordeta una buena ocasión para mandar a la mierda a quien se lo merece. Y Mauricio para aclararse sobre el terrorismo. Y Guardans para hacerse con una pizca de dignidad. Y los demás para ser útiles a los ciudadanos concretos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation