Menú
Guillermo Domínguez

El "imparable" y el "Buitre" al poder... con permiso del socio

0
A menos de un mes y medio para las elecciones, las aguas han bajado turbulentas durante la última semana en ese gran "río" llamado Real Madrid. Desde el despido de Carlos Queiroz, pasando por la contratación de José Antonio Camacho y la dimisión de Jorge Valdano, hasta el encumbramiento de Emilio Butragueño. Y todo ello, en apenas 72 horas, no ha sido fruto de la casualidad. No son hechos aislados.
 
Ya dijimos en muchas ocasiones que la solución a la crisis -cinco derrotas seguidas son demasiado dolorosas y más para un equipo campeón- pasaba por fulminar a Queiroz. Dicho y hecho. Lo que nadie se esperaba -aunque él se escude en el argumento de ser un "hombre del presidente"- era la dimisión de Valdano. Pero el argentino debió renunciar el mismo día en que le dio una patada en el trasero a Vicente del Bosque para traerse a un técnico de "perfil bajo". ¡Y tan bajo!
 
Lo que no dice el hasta ahora director general deportivo es que se va porque Camacho llega. Con la elegancia y la ambigüedad que le caracterizan, don Jorge hizo intentar ver que sus relaciones con el murciano eran de lo más cordial. Pero nada más lejos de la realidad. Su deseo era contratar a Víctor Fernández, porque la llegada de un técnico como el murciano con autoridad -aunque él no saque "el látigo en el vestuario"- y carácter, muchísimo carácter, le recortaría sus funciones. Por ahí no pasa Valdano.
 
Y ahora planea la sombra del Buitre. Sin comerlo ni beberlo, el ex delantero se hace cargo de la parcela deportiva madridista. Florentino Pérez, que no hace mucho pensó en fichar a Abril Martorell para darle súper-poderes en el club, deja ahora la responsabilidad en manos de Butragueño para que sea "algo más que un director general". Una vez fuera el argentino, el presidente puede repescar a Del Bosque para la cantera si es que antes no dice "sí" a alguna jugosa oferta o no termina como seleccionador nacional. Todo dependerá de lo que le diga Iñaki Sáez en septiembre a Villar y, sobre todo, del papel que realice España en la Eurocopa.
 
En resumidas cuentas, Camacho llevará las riendas con el beneplácito de Butragueño. Y mucho ojo si no atiende a alguna de sus peticiones, que ya le dio la espalda a Lorenzo Sanz. Lo cierto es que en una gran empresa como el Real Madrid nada es fácil. Si no, que le pregunten a los salientes Valdano y Queiroz. FP, con ojo avizor, espera al 11 de julio. Si el socio le permite salir reelegido en el cargo, todo lo que hemos dicho no quedará en saco roto. De lo contrario -Lorenzo Sanz aún no ha decidido si se presenta-, podría quedar en papel mojado. Pero, pase lo que pase, me juego un dedo a que habrá culebrón de aquí a un año. ¡Habrá que fichar a Betty la fea y al doctor Armando Mendoza!

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios