Menú

¿Las "elecciones plebicitarias" en Cataluña no habían sido ya?

Aunque financiación e impunidad no les van a faltar, yo les pediria que no se repitiesen con consultas ilegales ni con elecciones plebiscitarias

Guillermo Dupuy
2

Resulta sorprendente que uno de los puntos aprobados por la asamblea de la CUP de este fin de semana pida la celebración de un "referéndum unilateral de independencia" antes de enero de 2017. Y digo que resulta sorprendente porque la celebración de ese referéndum unilateral –léase ilegal- ya se perpetró en Cataluña el pasado 9 de noviembre de 2014, donde el 80,76% de los ciudadanos que participaron en el mismo (poco más de dos millones de catalanes) se mostraron favorables a la creación de un Estado independiente.

No menos sorprendente resulta, sin embargo, que Artur Mas, al tiempo que califica la consulta del 9-N como "el acto más revolucionario en este país", desdeñe la celebración de una nueva consulta de este tipo por considerar que tiene un "problema intrínseco", que no deriva de su carater delictivo, sino del hecho de no garantizar la participación de "los del no": "Cuando lo haces tú sólo, si los del no no van a votar, el referéndum queda cojo".

Para subsanar esa "cojera" Artur Más propone que, dentro de unas meses, se celebren otras elecciones autonómicas en Cataluña, a las que se les debe dar un carácter plebiscitario y en las que los votos favorables a la independencia se deducirán de los votos destinados a las formaciones partidarias de la secesión, mientras que los votos del no se deducirán de los votos emitidos a las formaciones contrarias a la misma.

Muchos podríamos señalar la "cojera" no menos evidente –por no hablar de fraude- que también conlleva la alternativa propuesta por Mas como es la de llamar a las urnas a los catalanes para elijan sus representantes en el parlamento regional y, al tiempo, decirles que lo que van a votar, en realidad, es un si o un no a la secesión de Cataluña. Pero la mayor objeción y la mayor causa de mi sorpresa es que este fraude de otorgar un carácter plebiscitario a unas lecciones autonómicas ya lo perpetraron los nacionalistas el pasado 27 de septiembre. Si de lo que se trata ahora es de contar votos y no escaños los secesionistas ya lo pueden hacer contando los votos que cada formación obtuvo en las últimas elecciones al parlamento catalán. El único problema que encontrarán mirando esos resultados será el mismo que encontrarán en los que se produzcan en esas nuevas y futuras elecciones: Cómo contabilizar los votos de "Catalunya Si que es Pot", habida cuenta que esta coalición, integrada por Podemos, Esquerra Unida, Iniciativa y otras formaciones, se muestra partidaria de la autodeterminación de Cataluña pero, por otra parte, dice ser contraria a la secesión.

Yo entiendo que, habida cuenta de la impunidad y de la cuantiosa financiación extraordinaria que los secesionistas vienen disfrutando del Estado español desde que iniciaron su sedicioso desafío a nuestro ordenamiento jurídico, quieran perpetrar nuevos fraudes, desobediencias y demás ilegalidades. Pero, al menos, les pediría que no se repitiesen con consultas ilegales como las del 9-N ni con fraudulentas elecciones plebiscitarias como las del 27S.

Al fin y al cabo, los separatistas catalanes ya han logrado la "desconexión" de la nación española, entendida como Estado de Derecho sin necesidad alguna que de esa independencia de facto sea proclamada de iure y sin riego alguno de que la UE expulse a Cataluña de su seno.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios