Menú

Así no, Yahoo!

"Parece un error de libro que Yahoo! haya presentado su nueva plataforma sin haber cerrado previamente un acuerdo de colaboración con Apple".

0
Cada vez queda más claro que la música del futuro será digital... o no será. La mayoría de las discográficas ha comenzado a vender canciones a través de Internet siguiendo un modelo similar al establecido hasta ahora. Si en el siglo XX los intermediarios entre discográficas y clientes eran las tiendas de discos, hoy lo son las grandes compañías de Internet. Yahoo!, MSN, Terra, Wanadoo, Napster, RealNetworks y Apple son la Fnac, Madrid Rock o El Corte Inglés de ayer.
 
La última en desembarcar en el sector, causando un inusitado estrépito, ha sido Yahoo! El portal estadounidense presenta como grandes bazas los 300 millones de usuarios con los que cuenta en todo el mundo y la notable rebaja de precios que aplica respecto a sus competidores. Sin embargo, su nuevo servicio parte con serias desventajas. La más obvia –aunque pocas veces se aluda a ella– es que tendrá que competir con iTunes, Napster o RealNetworks, sí. Pero también, y sobre todo, con las redes P2P. A los internautas les sigue pareciendo mucho más atractivo pagar cero por una canción que dejarse 60 céntimos.
 
En segundo lugar parece un error de libro que Yahoo! haya presentado su nueva plataforma sin haber cerrado previamente un acuerdo de colaboración con Apple. No es ninguna tontería: la compañía de la manzana domina sin despeinarse el sector de la venta de canciones "online" (400 millones de temas despachados en dos años a través de iTunes) y el de reproductores digitales (15 millones de iPod vendidos). Parece ilógico que, de golpe y porrazo, Yahoo! haya renunciado al 70 por ciento de los actuales consumidores de música digital. Aun así, la compañía reconoce que es un error y que, de hecho, espera alcanzar en breve un acuerdo con la compañía de Steve Jobs.
 
El tercer error consiste en haber apostado por las suscripciones y no por la venta de canciones sueltas. El primer modelo es el que utilizan RealNetworks o Napster, que no terminan de despegar. El segundo es el que aplica iTunes, líder del sector. La diferencia entre ambos es notable: las canciones que compras en la tienda de Apple son tuyas. Para siempre. En Yahoo! las alquilas: desaparecen una vez que el usuario deja de abonar la cuota mensual.
Lo más interesante de la apuesta de Yahoo! es, sin duda, que incrementa la competencia en un sector cacofónico. Y eso, obviamente, beneficia a los usuarios, que perciben cómo las guerras internas acaban influyendo sobre su bolsillo. Aun así, y a la espera de que la llegada de Yahoo! pueda cambiar algo las cosas, el mercado de la distribución musical sigue y seguirá dominado por iTunes.
 
El mercado de la música "online" está comenzando a despuntar, lo que no evita que las compañías que esperan obtener suculentos réditos en el futuro estén pasando las de Caín. Así, si nos remitiésemos sólo a la nota de prensa, Napster sería un gran éxito: cuenta con 410.000 usuarios, el triple que hace tres meses. Sin embargo, cuando se profundiza un poco puede descubrirse la realidad del negocio: cada subscriptor generaba en diciembre unos beneficios de 15 dólares, mientras que lo que le costaba a Napster ascendía a los 15,8 dólares. Es decir, perdía 80 centavos. A 31 de marzo, cada suscriptor aportaba unos beneficios de 14,15 dólares y le hacía perder a la compañía 19.60 dólares... de 80 céntimos a más de cuatro dólares. La ecuación no sale: el aumento de suscriptores es directamente proporcional al de pérdidas registradas.
 
A este pésimo panorama se enfrentan Napster, Yahoo! o RealNetworks. No iTunes, que desdeñó el modelo de suscripción para incidir en la venta de canciones sueltas. Si además Yahoo! obtiene menos ventas por canción la cosa puede aproximarse mucho al horizonte que le dibuja RealNetworks: el del fracaso.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios