Menú

El cóctel más rentable

0
Yahoo! lo ha vuelto a hacer. Por cuarto trimestre consecutivo, los beneficios han llamado a la puerta del primer portal de Internet. Entre enero y marzo de 2003, la compañía obtuvo unas ganancias 47,8 millones de dólares. O lo que es igual: cada acción de la puntocom se revalorizó 8 centavos, dos por encima de lo previsto por los analistas de Wall Street.

Alegrarse por los beneficios obtenidos por Yahoo! ha dejado de ser una novedad. Y eso que, tal y como anda el sector, lo que consigue la empresa estadounidense es la excepción y no (¡ay!) la regla.

No fue hasta hace un año cuando la firma con sede en Sunnyvale (California) comenzaba a ver la luz al final del túnel. Lo que no evitaba que aún rodara por la vía de las pérdidas: durante el primer trimestre de 2002 se dejó 53,7 millones de dólares. ¿Cómo ha sido posible ese giro radical en sus cuentas?

La respuesta tiene un nombre: Terry Semel. Desde que ocupó la máxima responsabilidad ejecutiva en Yahoo!, este hombre de negocios sacado de Warner Bros. lo vio claro. El modelo que imperaba entonces en las puntocom no era más que basura. La forma de paliar la crisis que atravesaban la mayoría de las empresas de Internet, vaticinó, residía en la combinación de la publicidad online con el cobro por parte de los contenidos y servicios. El escepticismo que produjeron sus ideas se ha transformado a día de hoy en un aplauso unánime por parte de sus accionistas. No es extraño: sus títulos han aumentado de valor un 40% sólo en el último ejercicio.

En el primer trimestre de 2003, las ganancias derivadas de la venta de publicidad han aumentado un 38% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 190 millones de dólares. Ese es el primer éxito de Semel, quien siempre defendió la idea de no depender tanto de los ingresos provenientes de la publicidad, aunque sin despreciarlos del todo. De esta forma, Yahoo! ha cerrado su segundo trimestre consecutivo incrementando la facturación en este apartado.

Y es que incluso la incertidumbre económica ha favorecido las cuentas de Yahoo! La clave ha sido la rapidez de reacción. Las grandes campañas publicitarias han desaparecido prácticamente de las empresas. Las decisiones se toman de la noche a la mañana y hay que estar preparado para cerrar una campaña en el último minuto. Yahoo! ha demostrado tener la suficiente habilidad para atrapar cualquier oferta al vuelo.

Pero no todo es publicidad. Había que encontrar otras fuentes de negocio. El olfato de Semel le hizo fijarse en el acceso a la Red de alta velocidad (DSL). Hace poco menos de un año, Yahoo! firmó un acuerdo con SBC Communications que le convirtió en un proveedor de Internet con ganas de plantar cara a la mismísima America Online (AOL). Sin llegar a sus resultados, ha sido una estrategia que está saliendo francamente bien.

“Nuestro negocio está creciendo de la forma más saludable posible”, señaló Semel tras dar a conocer los resultados financieros. “No contamos con clientes que aporten cien millones de dólares. Disponemos de clientes que contribuyen a construir el negocio con nosotros y hacen que cada vez crezca más y más”. Por tanto, otra idea: Internet no es el medio para hacerse rico de la noche a la mañana. La experiencia demuestra que la filosofía contraria sólo la defienden mentes descabelladas.

Por último, Yahoo! también ha constatado que muchas estrategias tachadas de descabelladas por los expertos pueden ser tremendamente rentables. Pocos, muy pocos, pensaban que se podía cobrar a los usuarios por un servicio de correo electrónico ‘de alta calidad’. Yahoo! lo ha conseguido.

Las cosas marchan bien en el portal de Terry Semel. Tanto, que no ha tenido reparo en incrementar sus previsiones para 2003. “Esto demuestra la seguridad que tienen en la empresa para este año”, señaló un analista. Y razón no le falta. Tan sólo ha sido necesario optar por la coctelera en vez de por la apuesta a una sola carta. Se coge un poco de publicidad (190 millones de dólares) y un poco de cobro por productos y servicios (63,7 millones) y de la mezcla surge un cóctel rico en beneficios.


En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios