Menú

Harry Potter salva a Amazon y eBay se salva sola

0
Hace un par de años la daban por muerta. Hoy es un ejemplo a seguir. Amazon.com, la primera tienda on line del mundo, ha vivido inmersa en la paradoja: es el mayor minorista de la Red y logró sus primeros beneficios cuando las cuentas de todos sus competidores arrojaban pérdidas.

Durante el segundo trimestre de 2003, Amazon.com ha consolidado su posición de dominio en el sector con la reducción de sus pérdidas en un 65 por ciento y el aumento de los ingresos en un 36,5 por ciento... Y todo gracias a Harry Potter. La millonaria varita de este aprendiz de mago ha tocado la cuenta de resultados de la e-tienda, que vendió como churros la quinta entrega de las aventuras del muchacho. Su web despachó 1,4 millones de copias gracias a la exitosa política de descuentos. No sólo es que el libro costara un 40 por ciento menos en Amazon, es que la mayoría de los clientes recibió el envío de forma gratuita.

La estrategia de no cobrar los gatos de envío, siempre y cuando la compra supere los 25 dólares de compra, impulsaron las ventas de forma notable. La promoción se lanzó con el fin de incrementar ventas y usuarios. 250.000 personas picaron el anzuelo y ya son clientes de Amazon. Lo que se dice una jugada perfecta.

Mientras la tienda regentada por el sonriente Jeff Bezos se deja la salud en busca de los beneficios, su principal rival, eBay, los da desde hace tiempo por descontados. Hace mucho, mucho tiempo, que el subastero número uno de la Red mundial presenta cuentas teñidas de números negros. Por eso, su principal reto trimestral consiste en superar las previsiones de Wall Street. Y lo consigue, vaya que sí. Un ejemplo: los analistas vaticinaban unos beneficios de 35 centavos por acción para este segundo trimestre. Finalmente, eBay ha llegado a los 37 centavos.

Ser accionista de eBay es, a día de hoy, garantía de seguridad. La empresa es una de las más relevantes por capitalización bursátil de Estados Unidos, y por si no fuera suficiente, el valor de sus títulos ha crecido desde principios de 2003 un 71 por ciento.

En el apartado puramente comercial, las cosas tampoco le van nada mal a la web dirigida por Meg Whitman. Ya cuenta con 75,3 millones de usuarios (34,1 millones de ellos habituales) y aumenta mes a mes la cantidad de artículos que se comercializan: este trimestre alcanzó los 225 millones, generando unos ingresos de 509,3 millones de dólares.

Los buenos resultados obtenidos por las dos tiendas on line deberían estimular un sector que crece mes a mes. Comprar en la Red se ha convertido en Estados Unidos en una práctica cotidiana de la que deberían tomar ejemplo el resto de países. España también, por supuesto. Pero para que los clientes acudan a los comercios electrónicos deben ofrecerse ciertas ventajas. Porque no es normal que si, por ejemplo, quieres comprar una novela en la red hispana, los gastos de envío superen en muchos casos el precio del mismo libro. Simplemente los usuarios no compran porque no compensa. Aplicar descuentos como los de Amazon (tú compra, que del envío nos encargamos nosotros) es una medida que, ya se ha comprobado, reporta ingentes beneficios.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios