Menú

Joaquim por Joaquín

0
Hoy es un día feliz para muchas personas. Por ejemplo, para los pequeños accionistas de Terra que siempre han achacado al presidente de la compañía, Joaquim Agut, todas sus desgracias en Bolsa. O para Bob Davis, quien montó de la nada el portal Lycos que, posteriormente, vendió a Terra a precio de Ferrari para acabar siendo defenestrado el pasado octubre como consejero y vicepresidente de la firma por incompatibilidad con Joaquim Agut. Y también, por qué no, es un día feliz para el propio Agut, que abandona una compañía que le ha dado más dolores de cabeza que satisfacciones y con la que ha recibido más críticas que alabanzas. Día feliz también para otro Joaquín, Kim, Faura, encargado de pilotar el mayor portal de Internet en España.
 
Parece, así pues, que la salida de Agut de Terra, a propuesta de  la Comisión de Retribuciones y Nombramientos del Consejo, es beneficiosa para muchas personas. Beneficiosa también para la propia compañía, que había perdido capacidad de reacción desde que Agut asumiera la presidencia en julio de 2000.
 
A Joaquim Agut se le critica que tomara la dirección de la compañía cuando figuraba entre las cuatro empresas por capitalización bursátil y la deje con un pie fuera del Ibex 35. A lo que se añade que, desde ayer, Terra abandona su independencia para convertirse en una división más de Telefónica de España después de que la matriz se hiciera con el 71,97% de su capital tras lanzar una OPA sobre su filial de Internet.  
 
Pero la gestión de Agut no sólo tiene manchas. En estos tres años y medio ha logrado incrementar el número de clientes de pago un 360 por ciento respecto a 2000, hasta los 4,6 millones de personas. Y ha mejorado el Ebitda de Terra, aunque todavía a mucha distancia de alcanzar los números negros que ya han conseguido competidores como Wanadoo o T-Online.
 
La salida de Agut ha coincidido con la captación por parte de Telefónica de un millón de abonados a su servicio de ADSL. Tal vez debería servir de advertencia a Faura para saber hacia dónde deben ir los tiros de su mandato: armonizar los accesos de alta velocidad que ofrecen Terra, por un lado, y Telefónica por otro, sería una de las tareas en las que debería ponerse a trabajar cuanto antes. Porque es una absoluta torpeza ofrecer un mismo servicio por duplicado: requiere mayores costes, los ingresos son los mismos y los beneficios obtenidos por abonado decrecen.
 
De igual forma, Terra deberá soltar lastre para navegar a buen ritmo. Actualmente está presente en 40 países y dispone de webs en 19 idiomas. No sólo eso: durante la época de Villalonga y Agut, la compañía optó por la compra de otras firmas, muchas de ellas de contenidos similares, cuando no calcados: Invertia, Quote.com, Raging Bull, Angelfire.com, Gamesville.com, Matchmaker.com, Tripod.com o el banco online Uno-e operan bajo el paraguas de Terra. Desprenderse de alguna de ellas no sería un trauma y sí permitiría ahorrar excesivos costes.
 
Se abre un nuevo periodo para Terra. A las órdenes de Telefónica deberá no sólo mantener su primera posición en el ranking de portales españoles, sino que deberá incrementarlo. Porque Wanadoo sigue agazapada a la espera del menor descuido para arrebatarla el puesto. Y Yahoo! todavía tiene mucho que decir. Sobre todo si finalmente opta por compaginar su función como portal con la de proveedor de acceso a Internet de alta velocidad.
 

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios