Menú

La banca on line aprueba en junio

0
Cualquier empresario sabe que deben pasar varios años para que un negocio comience a arrojar resultados positivos. Sólo existe una excepción a esta regla: si se trata de una compañía de Internet, la vara con la que se mide obliga a presentar números negros antes del primero año. O eso, o estás muerto. Así es como miles de puntocom han cerrado sus puertas en los últimos tiempos. De la época en la que las compañías de Internet se pulían sus millonarias inversiones en estrategias descabelladas a los días en los que nadie daba un céntimo por ellas, apenas mediaron unos meses.

A día de hoy las cosas andan, afortunadamente, más calmadas. Aunque esto no evita que si grandes compañías como Amazon o Yahoo! registran pérdidas, se les echen las fieras encima. Si eso sucede con las grandes, con las pequeñas la crueldad es mucho mayor.

Crear un negocio rentable requiere de un tiempo que, actualmente, ni los inversores ni los analistas están dispuestos a dar a los negocios on line. Por eso la mayoría hace todo lo posible por amasar dinero lo más rápido posible. Porque el dinero, a día de hoy, es sinónimo de estabilidad. La tantas veces mentada ‘criba del sector’ –aquella que debía discriminar los buenos negocios de las ideas oportunistas- se estableció sobre bases erróneas: predominaba la idea de que las buenas compañías eran aquellas que podían ofrecer beneficios a corto plazo, no las que estuvieran asentadas sobre una buena idea que requiriera de un plazo largo para comenzar a ofrecer resultados óptimos.

Desde pequeños comercios a periódicos on line, todos los negocios que operan en la Red son medidos con la misma vara. Y ahí siguen, sobreviviendo a trancas y barrancas.

Por eso sólo puede entenderse como una excelente noticia que los cuatro bancos on line españoles (Patagon, Uno-e, Inversis y Bancopopular-e) apenas perdieran 15,44 millones de euros en el primer semestre del año. Esta cifra representa un descenso del 17,68 por ciento respecto a los 18,76 millones contabilizados en el mismo periodo del año pasado.

Los datos, recogidos por la Asociación Española de Banca (AEB), han quedado lastrados por el comportamiento de Inversis, que aumentó sus pérdidas un 30,04 por ciento, hasta los 9,32 millones euros.

El resto de entidades aprueba el examen, algunos incluso con nota. Uno-e redujo sus pérdidas un 33,81 por ciento, hasta los 7,25 millones de euros, duplicando el ingreso por comisiones hasta los 1,23 millones.

Patagon fue el que mejor capacidad de recuperación mostró al pasar de los 839.000 euros en números rojos del primer semestre del año a unos beneficios de similar cantidad. Reducción de los costes (10,19 por ciento) y el aumento de la captación de débitos de clientes (hasta los 2.558,95 millones de euros) fueron los claves de su éxito.

La empollona de la clase continúa siendo la división on line del Banco Popular, que al ganar 288.000 euros mejora sus resultados un 42,57 por ciento. Aún así habrá quien sostenga que los datos son malos, que la banca on line es insegura y que de Internet nunca saldrá un buen negocio. Hay gente para todo...


En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios