Menú

Larga vida a Yahoo!

0
Una y otra vez Yahoo! bate sus propias marcas cuando le toca presentar sus resultados trimestrales. Hace ya varios años que el portal ha abandonado la cuerda floja por la que aún se tambalean algunos negocios en Internet para caminar plácidamente por la privilegiada senda que pisan las compañías consolidadas.
 
Nada ha vuelto a ser igual desde que Terry Semel, actual consejero delegado de la compañía, tomó las riendas del portal. Lo que antes eran ideas difusas se convirtieron en propuestas de negocio viables. Los titubeos se transformaron en firmeza, las pérdidas en beneficios y el escepticismo hacia la empresa en respeto. Yahoo! es a día de hoy un ejemplo a seguir para cualquier 'puntocom'.
 
En su segundo trimestre fiscal, el portal, que cuenta con 146 millones de usuarios activos, ha duplicado sus beneficios y aumentado sus ingresos hasta los 609 millones de dólares. Cifras insuficientes para alegrar la tarde al Nasdaq, donde sus acciones cayeron un 13 por ciento. Actualmente los títulos de Yahoo! se cotizan a 28 dólares, un precio que, de acuerdo con todos los analistas, está sobredimensionado. Yahoo! no vale tanto como para que sus títulos se revalorizaran un 85 por ciento en 2003.
 
Al margen del siempre incompresible comportamiento de los mercados bursátiles, merece la pena desgranar las claves del éxito de la compañía estadounidense.
 
Diseccionados los datos, la conclusión es que la parte del león de sus ingresos proviene de los servicios de marketing. O, en otras palabras, del negocio que genera Overture. Adquirida por Yahoo! hace ahora un año, los 1.630 millones de dólares que pagó por ella podría entrar en los anales de mejores compras realizadas en la historia de los negocios en Internet. Lo que Yahoo! pagó ha sido ampliamente rentabilizado un año después.
 
Los resultados de Yahoo! (en PDF) constatan que cobrar por algunos servicios en Internet no es una idea tan descabellada como pueda parecer. No lo es porque existen internautas dispuestos a tirar de cartera cuando la ocasión lo merece. Aun así, los ingresos en este apartado provienen fundamentalmente del acceso a Internet que ofrece Yahoo! gracias al acuerdo firmado en 2000 con SBC Communications. Conseguir que los usuarios abandonen su conexión telefónica y den un paso hacia la madurez que representa una línea de banda ancha parece ser un objetivo que se está cumpliendo.
 
También desempeña una papel cada vez más relevante Hotjobs, portal de empleo en Internet que adquirió en diciembre de 2001 por 436 millones de dólares. Lo ingresos se obtienen cada vez que una empresa publica una oferta de trabajo en él.
 
Éstas son las tres principales líneas de negocio de Yahoo! Pero ninguna de ellas tendría sentido si el portal no hubiera demostrado una desconcertante capacidad para afrontar los cambios. Google lanzó GMail y Yahoo! replicó aumentando la capacidad de almacenamiento de su correo electrónico; Google cuenta con un buscador casi perfecto y Yahoo! trata de hacer sombra con la renovación de su motor de búsqueda; Google lanza su servicio de comparación de precios Froogle y Yahoo! compra Kelkoo, el primer comparador-buscador de comercio electrónico en Europa.
 
Pero, sobre todo, los resultados de Yahoo! ponen de manifiesto que la adquisición de otras compañías no es una estrategia desatinada, siempre que se haga con cabeza. El portal de Terry Semel ha acertado con cada una de las compras que ha realizado. Algo de lo que debería tomar nota Terra. Por ejemplo.
 

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios