Menú

Las nuevas tecnologías dan ejemplo

0
Al igual que a los estudiantes les entran sudores fríos antes de conocer los resultados de sus parciales, las compañías pasan las de Caín en los momentos previos a presentar públicamente sus cuentas trimestrales. Los primeros se juegan el aprobado; los segundos, que sus títulos se despeñen en Bolsa y lluevan las críticas por parte de los analistas si el resultado no se ajusta a lo previsto.
 
Las empresas de Nuevas Tecnologías ya han dado a conocer las cuentas correspondientes al tercer trimestre fiscal. Es hora, por tanto, de poner nota. No hay que ser demasiado benévolo para conceder el aprobado alto, rozando el notable.
 
Tan sólo habría que suspender a una de las grandes, Lucent, que aún no se ha recuperado de las tremendas pérdidas registradas el año pasado. Si se toman como referencia las 60 compañías de Nuevas Tecnologías que entran en la calificación de la agencia Standard & Poor's, puede comprobarse que han registrado como media un aumento en sus beneficios del 26 por ciento si se compara con la misma cifra del año pasado. Los ingresos tampoco han salido mal parados: crecieron globalmente un 7 por ciento, el porcentaje más alto desde el segundo trimestre del año 2000, en pleno auge de la burbuja de Internet.
 
La causa de esta notable mejora se debe al recorte de gastos aplicados desde principios de año, lo que contribuye aún más a acrecentar la robusta salud de las compañías tecnológicas. Una vez llevados a cabo los recortes (siempre se tiene que alcanzar un límite, nunca pueden ser eternos), queda la segunda fase para afianzar el crecimiento: el incremento de la demanda. Es en este apartado donde deberán trabajar la mayoría de estas 60 compañías en los próximos trimestres.
 
Los resultados que ahora se han presentado también desempeñan un papel fundamental a la hora de recuperar la confianza entre los inversores. Para muchos, la leve recuperación registrada a comienzos de año no era más que un repunte coyuntural que no se volvería a repetir a finales de 2003. Comprobado queda que estaban equivocados.
 
Sin embargo, las buenas cifras no tienen en  este caso reflejo en el Nasdaq, la Bolsa que reúne a las compañías tecnológicas en Estados Unidos. Incluso muchas empresas que superaron las previsiones, como Microsoft o Amazon.com, están cotizando por debajo de los niveles en los que se situaban antes de presentar cuentas. El motivo es bien simple: sin tan buenas noticias, el Nasdaq ha crecido un 43 por ciento en el periodo que abarca desde principios de año hasta octubre. Por eso tampoco hay que desesperarse. Al cabo del año, la Bolsa tecnológica habrá crecido lo suficiente como para acallar a los más escépticos.
 
Ya se ha dado el pistoletazo de salida al cuarto trimestre fiscal. Un ejercicio que tradicionalmente es muy positivo para empresas como Amazon.com o Yahoo! Por ello se espera un excelente comportamiento de ambas firmas, estimaciones que valen para el resto (excepto Lucent). Las previsiones que se barajan a día de hoy confían en cerrar el cuarto trimestre con un aumento en los beneficios cercano al 31 por ciento y del 8 por ciento en el apartado de ingresos.
 
En cualquier caso, la mejora de los resultados el próximo trimestre y el primero de 2004 dependerá de que las empresas dediquen partidas al gasto tecnológico. Algo que diversos analistas ponen en duda que suceda. Aunque claro, nunca está de más recordar que muchas veces los expertos fallan más que una escopeta de feria.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios