Menú

Lo bueno no es noticia

0
El jueves veía el Telediario cuando volvió a suceder. La noticia hacía referencia al reciente informe del Observatorio Español de Internet (OEI), según el cual cerca de 2,5 millones de españoles han organizado sus vacaciones a través de la Red. Sin duda una excelente noticia, a la que en principio no se le podía poner ningún pero. Pero se le puso.
 
Más de tres cuartos de la noticia se refirió a alertar a los teleespectadores de los innumerables riesgos a los que se enfrentan si utilizan Internet como medio de compra de productos turísticos. "Nunca realice trasferencias bancarias, sólo pague con tarjeta", se oía. "Tenga cuidado con los timos", se advertía. "El cinco por ciento de las ofertas son fraudes", se alertaba. La culpa no es del Telediario, sino de la OIE, que en vez de incidir en la parte positiva, hizo hincapié durante la presentación de los datos en los problemas de seguridad que conlleva la compra en Internet y en la multitud de fraudes on line existentes.
 
No me resigno: esta noticia no es más que otro intento de anatemizar la Red. Toda la Red. Lo positivo no es noticia. Lo malo sí. Por eso, casi siempre que escuche o lea una noticia sobre Internet se centrará en los enormes errores que presenta. Uno pediría que, a partir de ahora y para ser justos, cuando se publiquen noticias sobre el enorme aumento en la venta de coches también se haga referencia a la cantidad de personas que mueren en las carreteras, por ejemplo.
 
Y a todo esto, ¿qué piensa la Asociación Española de Comercio Electrónico?
 
 

Que Opera o Mozilla sean navegadores más seguros que Explorer no significa que estén libres de errores, "agujeros" o vulnerabilidades. La diferencia es la capacidad de reacción que muestran las compañías cuando surge un desperfecto. Cuando lo hace, Microsoft tarda varios días en proporcionar el parche de seguridad que acorace el ordenador. Mozilla tarda horas.

 


Lo más sorprendente de que aumenten las descargas de películas en Internet es que los estudios cinematográficos se sorprendan. ¿Qué esperaban? Si hasta el momento no había sido una práctica tan extendida como con la música era, simple y llanamente, porque se tardaba mucho en descargar un filme: daba tiempo a plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. El ADSL ha paliado este "defecto", a lo que se ha añadido la notable mejora de los programas P2P a través de los que se pueden bajar los filmes. Con la llegada de BitTorrent apenas se tarda un día en completar la descarga de películas, cuya calidad es cada vez mayor. No es que se trate de fomentar la piratería, sino de encontrar las causas. El alto precio de las entradas también lo es, por cierto.  

 


George Michael explicó hace meses que ya no iba a editar ningún álbum con una discográfica. El futuro del sector, dijo, está en Internet, y en ella iba a publicar sus nuevas creaciones. Esa relación que, comenzó siendo de amor, ha devenido en odio, cierre y tente tieso. El cantante ha echado el candado en la sala de chats de su página web porque, en vez de leer mensajes alabando su música, le decían que estaba "viejo y gordo". "Los que quiera seguir haciendo el trabajo de la prensa tendrán que hacerlo en otro lugar. Lo siento muchachos, pero así son las cosas... Paz y amor... o nada". ¡Caray cómo se las gasta el abuelo Michael!

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios