Menú

Más luces que sombras

0
Los paupérrimos resultados obtenidos por el candidato demócrata Howard Dean en el caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire se han cobrado su primera víctima: su director de campaña, Joe Trippi, ha sido relevado de su puesto por Roy Neel, antiguo colaborador del ex vicepresidente Al Gore. Al margen de decisiones coyunturales, el derrumbe en la apuesta de Dean ha llevado a cuestionar el matrimonio política/Internet. Dean, no el mejor pero sí el más inteligente de los candidatos demócratas, detectó cómo la Red podría convertirse en una fuente inagotable para dar a conocer sus postulados y, sobre todo, para recabar financiación.
 
La defenestración de Joe Trippi, conocido también como el “mago político” de Internet, podría parecer una renuncia de Dean a este medio. No lo es. O, mejor dicho, no debería serlo. Hasta ahora la Red ha demostrado serle tremendamente útil. No sólo porque ha sido el candidato que más dinero ha recabado, sino porque le ha permitido transmitir a todo el mundo su ideario político. El error, en el que caen desde el principio los críticos, reside en pensar que ser el número uno en el mundo on line otorga inmediatamente el pasaporte a la Casa Blanca.
 
******
 
Aunque sea de forma indirecta, todos los candidatos a las elecciones del próximo noviembre están exprimiendo la Red a la espera de que, entre estrujón y estrujón, salgan unos cuentos millones de dólares. Amazon.com lanzó la semana pasada un website desde el que se pueden realizar aportaciones privadas a cualquiera de los candidatos en liza, siempre que no sobrepase los 200 dólares ni sea inferior a los cinco. Lo triste es que sea una tienda en Internet la que empuje a la clase política en el uso de la Red. Amazon.com está al acecho de cualquier negocio que le pueda reportar dinero. Y así le va.
 
******
 
La tienda on line regentada por Jeff Bezos ha cerrado su primer año en números negros desde que se fundó en 1995. En 2003 se anotó unos beneficios de 35,3 millones de dólares sobre un incremento en las ventas del 36%. Estas cifras contrastan con las presentadas el año pasado, cuando las pérdidas ascendieron a 149,1 millones. Amazon ha demostrado que se puede sobrevivir a la burbuja puntocom, pero, sobre todo, que en Internet hay negocio cuando se aplica la estrategia adecuada. El recorte de costes y sus campañas de descuentos y envíos gratuitos han sido las principales claves para la recuperación. Ahora sólo cabe esperar que la tienda permanezca en las aguas tranquilas de los beneficios. Y si algún trimestre se descuelga con unas pérdidas no es aconsejable que cunda el pánico. Amazon se estará comportando como una empresa más. Todas sufren altibajos.
 
******
 
Amazon ha tardado 9 años en tomar la carretera de los beneficios. A la industria musical le ha llevado cinco quitarse la venda de los ojos. Durante la cita anual del Mercado Internacional del Disco y la Edición (Midem), los representantes de las discográficas poco menos que han inventado la electricidad. La directora del encuentro, Dominique Leguern, señaló que “la industria discográfica se ha dado cuenta de que tiene que subirse al tren de la tecnología”. Humo han debido de echar por la cabeza los directivos. Cinco años, cinco, para llegar a una conclusión que ya se sabía desde hace muchísimos años. Así les va.
 
******
 
Desconcertante. Igual que este titular publicado en Libertad Digital: “El 86 por ciento de los españoles no lee las ediciones digitales de los periódicos”, sostiene el estudio sobre “Hábitos de lectura de diarios” elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas. La sensación que surge tras leer la noticia es que los debates sobre la gratuidad y/o pago por leer la prensa digital o sobre cómo sacar beneficios con un diario on line son estériles. A lo peor habría que comenzar la casa por el tejado. O lo que es igual, plantearse la siguiente pregunta: ¿Qué se debe hacer para que los españoles lean la prensa en Internet?

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios