Menú

Megas de captación masiva

0
A diario se envían 35.000 millones de correos electrónicos en todo el mundo. Dentro de dos años serán 60.000 millones. Estas cifras explican por qué tanto interés por controlar las comunicaciones de los 945 millones de internautas que existen. Esta misma semana Yahoo! ha contraatacado a GMail: si el correo de Google (gratuito) ofrece mil megas (gratis), Yahoo! incrementa el espacio de los buzones de correo (gratuitos) hasta los 100 megas (gratis) y llega hasta los dos gigas (previo pago). Para que luego digan que la competencia es mala…
 
La medida de Yahoo! ha sido una reacción por no perder comba en el siempre suculento sector del correo electrónico más que una decisión de cara a satisfacer a sus usuarios. Y no la hecho mal del todo. Debe tenerse en cuenta que muchos internautas no alcanzan a saber demasiado bien la diferencia entre un giga y 100 megas. A lo que se añade que la mayoría se muestran reticentes al cambio por eso de no empezar con todo el jaleo de cambio de cuentas: hay que informar a todos los conocidos, debe consultarse la cuenta hasta dos meses después para darla completamente por cerrada, es necesario que pase algún tiempo hasta saber manejar el nuevo correo web.
 
En tamaño, GMail no tiene rival; otra cosa es que acabe atrayendo a todos los usuarios que pretende. Por el momento, el dominio del correo electrónico le sigue correspondiendo a Yahoo!, con 40 millones de usuarios en abril, según datos de Nielsen/Net Ratings. Hotmail alcanza los 35 millones y Gmail por el momento –y sin que existan cifras oficiales–, podría rondar los 10.000 usuarios. La diferencia es que si alguien va a crecer los próximos meses (y mucho) es el correo de Google. A los demás bastante trabajo les va a costar que sus usuarios no les abandonen.
 

 
Puestos a dar cifras, hay algunas que son aterradoras: 76.000 virus circulan por la Red, que se ha convertido en autopista de contagios. Lo peor es que 1.600 son “especialmente activos” y continúan infectando a los usuarios, dice Panda Software. No es extraño que los días de máximo apogeo aparezcan hasta cien virus nuevos, dejando la media mensual en cerca de 600.
 
Deberían establecerse diferencias. Porque están los virus que atacan sin conmiseración y otros que, al menos, guardan un punto de gracia. El virus Amazonas, uno de los 76.000 que pululan por Internet, desactiva píxeles de la pantalla del ordenador en la misma proporción que está desapareciendo la selva amazónica. Ha sido creado por el colectivo mmmm... y trata de concienciar a la gente de la rapidez con la que se está destruyendo la masa arbórea del planeta. No es lo mismo que te roben la cartera a punta de navaja que aplicando un perfecto truco de despiste. A unos los denuncias, y a los otros los alabas por su buena labor. Aunque cuando te tranquilices los maldigas por haberte desvalijado.
 

 
La batalla por dominar la distribución de la música legal en Internet ha dado un paso de gigante esta semana. iTunes ha reaccionado al desembarco europeo de Napster anunciado que comenzará a operar en el Viejo Continente a partir de octubre. Lo que probablemente no se imaginaba es la contrarréplica de la empresa del gato: regalará un reproductor MP3, valorado en unos 130 dólares, a quienes se suscriban a su servicio por un año. Teniendo en cuenta que el precio es de 120 dólares, el abono compensa.
 
 
Dice Rafael Sagrario, director general para la Sociedad de la Información, que la implantación de las nuevas tecnologías en España no se conseguirá ni con bajadas de precios en el acceso a Internet ni con la subvención de equipos informáticos. Lo relevante, sostiene, es que se profundice en la “alfabetización digital”. ¿Qué tal un poco de las tres? Es cierto que muchos de los que no disponen de ordenador o conexión a Internet se niegan a enchufarse por miedo o desconocimiento. Hacia ellos habrá que potenciar la educación. Aunque, y ahí estará de acuerdo Rafael Sagrario, no es lo mismo enseñar tecnología con un Pentium II y un módem que con un Pentium IV y Adsl de 1MB.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios