Menú

Microsoft duerme

0
Causa cierta perplejidad que, siendo una de las compañías más grandes del mundo, Microsoft haya cometido la mayor de las torpezas empresariales: dormirse en los laureles. El órdago lanzado por Google con su servicio de correo electrónico de un giga ya ha recibido respuesta por parte de Yahoo! Pero, ¿y Microsoft?... Ahí anda, letárgica, ideando cómo y cuándo lanzar el correo electrónico definitivo. Ese que, promete, nos enganchará a todos.
 
Es cierto que seguir el ritmo que imprime Google no es sencillo. Pero si uno presume de ser un gigante debe estar preparado para los ataques que provienen de los competidores. Lo malo es que los gigantes imponen mucho, pero no ganan ninguna carrera de velocidad.
 
La realidad es tozuda e insiste en mostrar que, a día de hoy, quien abra una cuenta en Hotmail, el correo electrónico de MSN, tendrá la sorprendente capacidad de almacenamiento… ¡de 2 megas! Quien desee ampliar la cuota hasta los límites que regala Yahoo! (100 megas) deberá abonar 60 dólares al año, lo que a estas alturas es, si no una tomadura de pelo (al fin y al cabo es un servicio gratuito), sí una ‘oferta’ abocada al fracaso.
 
Bill Gates, que sabe mucho de Internet, debería darse cuenta de que un mes en tiempo Internet equivale a un año en tiempo real. Todos los que ahora se pasen a GMail o a Yahoo! Mail serán usuarios perdidos cuando Microsoft despierte del sueño.
 
Desde BetaNews ofrecen la exclusiva –que, por si acaso, debe cogerse con pinzas- de que la empresa con sede en Redmond acaba de fijar fecha para presentar la respuesta a Google y Yahoo!: será en julio. De hecho, la noticia es un tanto difusa: un portavoz de Microsoft ha asegurado que “no tienen nada concreto que anunciar” y que, eso sí, la empresa “mantiene su compromiso de escuchar a sus clientes y seguir invirtiendo e innovando Hotmail”.
 
De ser cierta la frase, uno se pregunta cuántas personas integrarán el equipo encargado de escuchar a los usuarios de Hotmail. Porque deben ser miles, o millones, los que se han debido quejar por el precario servicio de su correo electrónico. En el segundo caso, deja atónito que se invierta dinero en algo que funciona tan rematadamente mal.
 
Las declaraciones dan para más. Asegura el portavoz que, de acuerdo con la principal inquietud de sus usuarios, la seguridad, MSN “continuará invirtiendo con decisión en este tema para combatir el spam”. La gracia de la frase puede encontrarse en la palabra “continuará”, ya que irremediablemente implica que la compañía se ha preocupado en algún momento por evitar la recepción de correos basura. Es una paradoja que no exista en Internet un coladero mayor de correos no deseados que Hotmail.
 
No es que se trate de decir que MSN fomente el spam. No. Simplemente que Hotmail rebaja o aumenta su celo según le convenga. No puede explicarse de otra forma que haya sido tan eficaz a la hora de eliminar mensajes con invitaciones para abrir cuentas en GMail presuponiendo que es spam, al tiempo que siguen pasando correos con impresionantes ofertas sobre alargamientos varios, inversiones imposibles o vacaciones en paraísos inexistentes.
 
Dice el portavoz de la compañía que el nuevo Hotmail eliminará el problema de la capacidad de almacenamiento, lo que ha disparado las especulaciones sobre la posibilidad de que MSN llegue a ofrecer barra libre de espacio. Yo, en cualquier caso, renunciaré a abrirme una cuenta en Hotmail. Porque capacidad ilimitada de almacenamiento significa, al menos en su caso, capacidad ilimitada para recibir spam.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios