Menú

¿Negocio o bondad?

0
Parece que esta vez no van de farol: Telefónica, Vodafone, Amena y Xfera comercializarán a partir del segundo semestre de 2004 servicios de telefonía de tercera generación, el famoso, doliente y esperado UMTS. La noticia la ofreció el ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa, quien declaró: “Para que esto sea posible, ha sido necesario que los operadores mantuvieran su apuesta por esta nueva tecnología, que hicieran un esfuerzo inversor importante y que se comprometieran a llevar al mercado los nuevos terminales y los nuevos servicios que trae consigo el UMTS".
 
Primer matiz: las operadoras no nos están haciendo un favor. Si pagaron cifras desorbitadas (el desembolso por barba fue de 21.750 millones de las antiguas pesetas) por hacerse con una licencia fue porque previeron que detrás del UMTS había mucho negocio. Segundo: si han mantenido su apuesta es porque después de pagar millones de euros no les compensaba retirarse de la carrera. Tercero: ¿hacer un “esfuerzo inversor importante” consiste en destinar un 30 por ciento menos de lo previsto? Cuarto: cierto que se comprometieron. Primero a ofrecer el servicio en 2001. Luego en 2002. Luego en 2003. Y por último en 2004. Eso no es compromiso. Es retraso.
 

Tanto como el que muestran algunos para percatarse de la realidad. El impacto de la piratería en la música ha sido “devastador”, asegura Cary Sherman, presidente de la ínclita RIAA. Entre 1999 y 2002 las ventas de discos compactos en Estados Unidos se desplomaron un 31 por ciento, pero hete aquí que nos encontramos en el momento de la historia en el que “más música se consume y en el que menos se paga por ella”. ¿Pero la piratería no iba a acabar con la música? ¿Acaso no es eso lo que predicen constantemente los ramonciones, sgaes y maríasjiménez de turno? ¿No será tal vez que lo que muere de forma irremisible es el negocio discográfico tal y como lo conocíamos hasta ahora? Es que hay mucha diferencia.
 

Muy distinto también es lo que dejan entrever algunos estudios y lo que después ocurre en la realidad. Siempre se ha dicho que lo más vendido en España a través de Internet son discos, libros, entradas y viajes. Pues muy poca cosa debe ser, la verdad. La Confederación Española de Gremios de Asociaciones de Libreros ha hecho públicos los datos sobre venta de libros en España. Apenas el 0,4 por ciento del total se despachó a través de la Red. La cosa es como para preocuparse.
 

 Más que preocupación, es inquietud lo que generan ciertas noticias. Una mujer de 28 años ha sido condenada a dos años de cárcel y al pago de una indemnización de 26.886,20 euros a una antigua compañera de máster por acceder de forma ilícita a su cuenta de correo electrónico (Hotmail), destruir sus mensajes y causarle importantes “trastornos psicológicos” al mandar correos en su nombre. Hay veces que uno no termina de comprender los procedimientos de la justicia. Sobre todo cuando el mismo día se lee que un hombre ha sido condenado a un año y dos meses de cárcel, 1.080 euros de multa y cuatro arrestos de fin de semana por agredir sexualmente, retener en contra de su voluntad durante nueve días, pegar y amenazar de muerte a su ex compañera sentimental. Qué mundo más extraño

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios