Menú

¿Quién es el traficante?

0
La discográfica Vale Music y la Factoría Autor presentaron en la sede de la SGAE el disco No a la Piratería, grabado por “14 nuevos grupos de todos los géneros que buscan su oportunidad”. La contraportada del CD la ocupa un texto, o más bien un panfleto, en el que, junto a los lamentos tradicionales (“nos están robando canciones, ilusiones, talento, ideas y puestos de trabajo”), los reproches ya oídos (“sí, España es tercermundista en materia de piratería”) y la amenaza inconsistente (“por culpa de la piratería cada día se venden menos discos. Y por tanto, la cultura va muriendo”), se cuela alguna que otra contradicción. Dice el texto que “un mantero no es un pobre hombre inmigrante, sino alguien que se enriquece traficando con el talento y esfuerzo de otros”… Un momento, ¿traficar con el talento y el esfuerzo de los demás no es lo que hacen las discográficas y la SGAE?
 
Al igual que casi ningún fumador abandona el pitillo porque en el paquete se advierta de que el tabaco mata, ningún pirata dejará de descargar canciones gratuitas porque la SGAE le acuse de “escasa responsabilidad” o amenace con el fin de la cultura (y casi del mundo) de seguir la pujanza del intercambio de archivos. De hecho consiguen todo lo contrario: el 29% de los internautas españoles utiliza redes P2P para transferir ficheros de música, cine o programas desde sus hogares, según se desprende de un estudio elaborado por la entidad pública Red.es (en .PDF).
 


La llegada de Internet ha fulminado el negocio de las discográficas y a buen seguro se llevará por delante la labor de las hemerotecas. La Biblioteca Británica tiene previsto digitalizar, en el próximo año y medio, un millón de páginas de periódicos del siglo XIX que no están protegidas con los sacrosantos derechos de autor. Será una delicia leer los textos que escribió Charles Dickens para The Morning Chronicle.
 


 
Un problema muy grave tienen los bancos cuando la empresa que mayor confianza inspira a los internautas en cuestión de seguridad es el subastero eBay. Sólo la entidad Citibank aparece entre los diez primeros puestos, donde se cuelan compañías como Amazon.com, HP o IBM. Que los bancos que operan en la Red generen confianza entre los usuarios no es un valor añadido, es una obligación. La banca Y los Estados deberán abanderar la emisión de sistemas de identificación digital con el fin de apuntalar la confianza entre los ciudadanos. En España, el anterior gobierno dio un paso de gigante con el desarrollo del DNI digital. Sólo cabe esperar que se cumplan los plazos estimados. Que no parece.


Los ministros de Telecomunicaciones de la UE aprobaron esta semana un presupuesto de 45 millones de euros para lanzar el programa plurianual (2005-2008) “Internet más seguro plus”. Con él se pretende erradicar los contenidos ilícitos y perjudiciales existentes en la Red, especialmente los concernientes a la pornografía infantil. Si no fuera porque este tipo de planes suelen terminar siendo pasto del olvido —véase si no el que intenta fomentar el comercio electrónico en España o el que aspira a conseguir la universalización de Internet en el territorio nacional—, sería hasta plausible.

 
 
Dice el presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que el software libre extremeño GNU/LINEX nació “por razones económicas y no por convicción”. Por qué si no. Si ya es inconcebible que exista un político que sepa lo que es Linux, lo es más que alguno lo abandere por convicción personal. No hay nada achacable a las declaraciones de Rodríguez Ibarra: el principal atractivo del software libre siempre ha sido el ahorro de costes que conlleva su implantación, fundamentalmente en las empresas. Sería bueno que el proyecto GNU/LINEX, que mereció un artículo en la revista Wired, sea copiado por el resto de las comunidades autónomas. Esperanza Aguirre ya ha expresado su deseo de implantar software libre en la Administración regional. Bienvenida sea la propuesta, aunque se vaya a llevar a cabo “despacio y con cautela”. Más vale tarde que nunca.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios