Menú

Se busca pareja

0
IPO, IPO, IPO... No hace más de dos años (casi un singlo en Internet) se repetían estas tres letras como si fueran mantras. Eran el símbolo inequívoco de éxito en la Red, de beneficios rápidos, de modelo de negocio teóricamente consolidado. Tuvieron su momento de gloria en pleno boom de Internet –época que tantos multimillonarios ha dejado–, y aparecían casi a diario en todos los medios electrónicos.

IPO, IPO, IPO... acrónimo en inglés de Oferta Pública de Acciones, desapareció del mapa casi de forma absoluta. En unos meses se pasó de no tener dedos en las manos para contar las compañías que se decidían a salir a Bolsa, a lanzar el periódico de alegría cuando una nueva compañía tecnológica pisaba el parqué. No, apenas ya se lanzan IPO. La moda es otra. Se llama comprar.

Comprar, comprar, comprar... ahora esa es la cantinela que se escucha en los consejos de administración de las empresas tecnológicas con la suficiente solvencia económica como para poder hacerlo. Las expectativas se han acomodado a la realidad y ganan prioridad las estrategias a medio y largo plazo en detrimento del éxito rápido, pero efímero.

Tal vez la demostración más palpable de esta crisis por lanzar ofertas públicas de acciones sea el hecho de que la página IPO.com, termómetro que calculaba la salud de las salidas a bolsa en los mercados estadounidenses, haya desaparecido de la Red. “Hemos tenido el privilegio de servir a las comunidades de Internet, financieras y de capital riesgo durante los últimos años, y estamos agradecidos por haber podido ocupar ese nicho que se encuentra en el cruce de caminos de la Nueva Economía”. De esta forma se expresaba David H. Roberts, CEO de la compañía, en la carta de despedida de su compañía.

La estrategia de la empresas se dirige ahora hacia la compra o fusión. Los últimos días han sido pródigos en ejemplos.

Ÿ El proveedor de software para empresas PeopleSoft ha reconocido su intención de comprar a su principal rival, J.D. Edwards, por 1.700 millones de dólares en acciones.

• No por esperada ha causado menos sorpresa la adquisición de Handspring por su competidor en el sector de las computadoras de mano (PDAs), la todopoderosa Palm. El precio de la oferta consiste en un canje de acciones de 190 millones de dólares.

• Hace una semana, Oracle dejó a muchos con cara de pasmo al lanzar una OPA hostil sobre PeopleSoft cercana a los 5.100 millones de dólares. De esta forma, la compañía pilotada por Larry Ellison se haría también con J.D. Edwards, aunque todavía debe de sortear el escollo colocado por el consejero delegado de PeopleSoft, Craig Conway, que ha rechazado la oferta. Oracle pretende conseguir dos empresas al precio de una y mantener su segunda posición en el sector de software, sólo detrás de Microsoft. Otra cosa es que la dejen.

La tendencia hacia la compra de los más pequeños tiene tres objetivos claros: la diversificación, la entrada en nuevos mercados y el incremento en la cuota de clientes. A priori parece una idea mucho más sensata que la de conseguir dinero a espuertas en unos pocos meses.

La clave de este cambio de paradigma reside en la maduración de los negocios relacionados con la Nueva Economía. Tal y como señaló Larry Ellison recientemente, la industria tecnológica se ha consolidado hasta tal punto que no es predecible una vuelta a los crecimientos vertiginosos. El pulso se ha pausado y la Nueva Economía sigue el ritmo que han afianzado los negocios tradicionales.

Durante el primer trimestre del año, sólo en Estados Unidos se han producido 474 acuerdos de compra o fusión, según detalla un informe del banco de inversión Broadview. Además, esto no ha hecho más que empezar: la corporación subraya que quedan muchos acuerdos que están a la espera de la última firma para salir adelante.

En España la tendencia es similar. Ninguna compañía de Internet ha abrazado la Bolsa en los últimos meses, y no se conoce de alguna que lo vaya a hacer a corto plazo. Sin embargo, compras y fusiones como la de Wanadoo y eresMas pueden entenderse como el pistoletazo de salida hacia los matrimonios empresariales. Comienza la carrera por encontrar pareja.


En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios