Menú

Sodoma y Gomorra

0
Más de un millón de españoles han mantenido relaciones sexuales con alguien que conoció por Internet, apunta un estudio de Ya.com. Lo que le quedaba a la Red… Por si no tuviera suficiente con ser un lugar donde la estafa está al orden del día, donde sólo hay piratas, hackers, crackers, pederastas y ociosos, ahora también es la versión moderna de Sodoma y Gomorra. Retumbarán voces críticas de padres preocupados por las amistades poco fiables que sus hijos frecuentan en messengers, foros o weblogs, y que, visto queda, suelen concluir entre sábanas. Internet es mala, muy mala: el paraíso de la concupiscencia.
 
Por cierto, empleando el mismo criterio abogo porque se elabore otro estudio en el que se contabilicen las relaciones surgidas de encuentros en discotecas, bares o conciertos, lugares donde flirteábamos con más pena que gloria cuando no existía la Red. La cifra sería de escándalo. Afortunadamente, el 54,3 por ciento de los encuestados considera que tener relaciones personales con desconocidos a través de Internet no es más peligroso que tenerlas por cualquier otro medio. Razonamiento alentador si no fuera porque el estudio lo ha elaborado una compañía de Internet. No es que deba restarse credibilidad al informe, pero debe tomarse con las mismas cautelas que uno de Burger King en el que se recalque lo saludables que son las hamburguesas u otro de Coca-Cola determinando lo benéficas que resultan las bebidas refrescantes.
 
Internet vale para lo bueno y para lo malo, para dormir acompañado y para romper con tu pareja. El nueve por ciento de los británicos admite haber concluido una relación a través de e-mail o teléfono móvil, explica una encuesta de la firma MORI. Achaquemos esta costumbre a la flema británica.


 
Con mucha flema celebra Microsoft su conferencia anual hablando de futuro. Qué remedio cuando el presente pinta tan feo: el virus Sasser hace estragos gracias al enésimo agujero de seguridad de Windows. La promesa de crear un sistema operativo más seguro y fiable resultaría graciosa si en realidad no fuera lamentable. Porque Microsoft promete soluciones de seguridad de forma directamente proporcional al número de vulnerabilidades que aparecen en sus sistemas operativos. Los directivos de la firma de Redmond parecen estar en perpetua campaña electoral.


Al principio se criticaba a los buscadores por carecer de línea de negocio definida. Google ha demostrado que se puede tener –el 95% de sus ingresos proviene de los anuncios de pago-, pero no es suficiente. En su constante manía de buscarle las cosquillas a cualquier negocio digital que sea rentable, los analistas se cuestionan ahora si el buscador no arriesga mucho al depender tanto de la publicidad. Sí, arriesga. Tanto como los diarios gratuitos. Que, por cierto, en España son los que disfrutan de mayor difusión. Google ha demostrado hacer maravillas con una web más simple que un cubo. Si la publicidad on line se despeña, que no parece, los chicos del buscador sabrán cómo dar vuelta y media a su negocio para no apartarse del camino de la rentabilidad. No sería la primera vez.


Hasta Terra encadena dos trimestres con Ebitda positivos. Para que luego digan que no existe recuperación de los negocios on line. Aunque tal vez habría que matizar un poco: no es recuperación, sino lógica empresarial. Alcanzar la rentabilidad en cualquier negocio implica varios años de trabajo y muchas pérdidas al hombro. Lo disparatado es exigir beneficios, como se ha hecho al 99 por ciento de las puntocom, a los dos años de haberse creado la empresa.
 

 
Más y más y más…. Esa podría ser la melodía que define a las discográficas. Se quejan porque la gente descarga música gratis de Internet. Cuando se lanzan plataformas de pago y la gente responde, tampoco les gusta. Ya que los usuarios han demostrado su disposición a pagar 99 centavos por canción, ¿por qué no subir los precios? Pues nada, que sigan así. Que el CD virgen seguirá siendo el disco más vendido del año.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios