Menú

Manuel Vicent, indagando en la belleza

0
¿Qué es lo que diferencia el arte de lo cotidiano? ¿Qué estaría dispuesto a hacer un coleccionista para conseguir un cuadro de Picasso, Monet, Dalí o Matisse? ¿Qué energía oculta desprenden las creaciones estéticas del alma humana? ¿Qué misterio oculta la contemplación y la posesión del arte? Muchos son los tratados sobre estética pero, a la postre, nada explican de nuestra condición humana, del vacío que llenan en las vidas de aquellos privilegiados que pueden ponerse cada mañana los calcetines observando un cuadro o una escultura realizada por un gran artista. Y es que, como explica Míchel Vedrano, uno de los protagonistas de esta historia, “el acto de poseer una obra de arte participa de esa misma pulsión erótica que te arroja en brazos de una mujer fatal o de un chulo muy morboso” y cuando es poseído, lentamente “va educando la mirada de su propietario”, haciendo seguir al coleccionista “un camino de perfección”.

La novia de Matisse no es un “thriller” aunque relata un misterio, en la acepción etimológica del término. Se trata del misterio de la “extraña unión a través de un rito con el poder trascendente”, el misterio que encierra el hecho de coleccionar arte. Éste es un submundo que el autor conoce bien por haber alternado durante un tiempo dos oficios muy dispares, el de escritor y galerista. Pero en sus páginas, además de describir y criticar el mundo del arte desde la perspectiva de los marchantes y coleccionistas, se narra la historia de una pasión: la amor del por la belleza, ya sea ésta de tipo carnal o de carácter estético. Dos tramas relacionadas que únicamente están al servicio del entretenimiento del lector, lejos de la recreación en la forma que ha primado en novelas anteriores de Manuel Vicent.

Sin embargo, es justo prevenir al lector. Si el interés de éste trasciende el mero disfrute de un texto ágil, bien elaborado y de argumento sugerente, puede hacer otro tipo de lecturas más reflexivas de esta historia. Y las pistas nos la da el propio autor: ¿El arte salva de verdad?, ¿qué tipo de relaciones se pueden establecer entre las obras religiosas y las profanas?, ¿existe una carga energética en este tipo creaciones humanas?, ¿hay algún trazo más fuerte de la moral que la propia estética?, ¿qué es la muerte?, ¿qué es la inmortalidad?, ¿qué es la belleza?


Manuel Vicent, La novia de Matisse Alfaguara. Madrid, 2000, 264 páginas.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation