Menú

Un clásico “yankie”

0
La editorial Alba acaba de publicar en nuestro país una cuidadísima edición de uno de los clásicos de la literatura norteamericana, que recientemente ha sido elegido por la “Modern Library” como la “Mejor obra de no ficción en lengua inglesa del siglo XX”, la autobiografía de Henry Adams, bajo el título, La educación de Henry Adams.

Se trata de la personal experiencia vital del biznieto del segundo presidente de la Unión, nieto del sexto e hijo de congresista y diplomático del mismo país. En el texto, a través de las reflexiones de Adams, escritas en tercera persona, se deja entrever una parte de la historia de los Estados Unidos y el ambiente intelectual en el que se movían por entonces sus prohombres, desde 1838 en que el autor nace en Boston hasta 1918, fecha en que muere en Washington.

Mención especial merece su capítulo “Una teoría dinámica de la historia”, todo un análisis de la idea de progreso que viene a unirse a aquellas teorías que al principio de siglo consideraban éste como “fruto de un desarrollo y economía de fuerzas” y que en opinión del autor crece sobre todo con a través del valor de la unidad del pensamiento religioso. Más adelante, Adams afirma que fue esa misma fuerza la trajo consigo descubrimientos tan importantes como la imprenta o la colonización americana, en definitiva, “estímulos adecuados para definir esa fuerza” que en su complejidad aúnan religión, filosofía y ciencia. No obstante, con el impacto de las estudios de Toynbee y Spengler a principios del siglo XX ,esa fe en la idea de progreso de la ciencia y la razón sobre la naturaleza –de la que Adams es un buen ejemplo– irá quebrándose hasta que finalmente Auschwitz y las bombas del ejército norteamericano sobre Hiroshima y Nagasaky terminen por demoler aquel frágil edificio construido desde la Ilustración. A partir de entonces ya nadie ha podido identificar el término “progreso” con un desarrollo en el ámbito de la moral.

En resumen, se trata de una importante pieza de la literatura norteamericana escrita por uno de sus ciudadanos más notables y que ha sido considerado como “niño de los siglos XVII y XVIII obligado a jugar el juego del siglo XX”.


Henry Adams, La educación de Henry Adams, Alba, 2001, 566 páginas.

Más libros en: El Semanal de Libertad Digital

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios