Menú

La izquierda viene con todo

Como son habitadas mayoritariamente por gente de derecha, que en general es más civilizada, y tienen alcaldes de derecha, que se preocupan de los vecinos, las propiedades allí valen más, y por eso la retasación las castiga más y deben pagar más impuestos.

0

Yo pensé que el gobierno de Lagos iba a ser malo, pero termina siendo sólo mediocre, con un crecimiento promedio de 4,4% (comparado con el 7,7% del gobierno de Aylwin y el 5,5% de Frei... “cuesta abajo en la rodada”). El costo del socialismo lo sufre sobre todo el 5% más pobre, cuyo desempleo llega a 48,7%.

Sin embargo, la mayoría de los chilenos votó por más socialismo. Y lo tendrá. Sobre todo si la izquierda ya entró en confianza. Vean ustedes con qué desplante da la libertad a cuatro de sus terroristas que asesinaron a no menos de 15 personas, entre carabineros, gendarmes, detectives y guardias de seguridad. Delitos cometidos después de 1990, porque a los que asesinaban antes ya los habían indultado. Este perdón es legalmente posible porque la Corte Suprema acortó las condenas, al decidir que los delitos no eran terroristas. ¡Pero a los uniformados enjuiciados les aplican la legislación antiterrorista, para agravarles las penas y nadie los indulta!

Bueno, los uniformados activos toman nota. Por eso, en el sur de Chile los extremistas incendian propiedades ante sus narices (a veces también las llamas alcanzan a los dueños) y gozan de impunidad. ¿Qué carabinero los va a enfrentar, sabiendo que, si les hace cualquier cosa, después la justicia le puede aplicar a él la Ley Antiterrorista?

La izquierda, que controla el presente, también maneja el pasado. En el Centro Cultural del palacio presidencial de La Moneda emiten postales de los presidentes entre 1970 y 2006, pero falta uno. Adivinen cuál. El mismo cuyo nombre fue removido de la Constitución de 1980, para poner el de Lagos. Como en la era soviética, cuando borraban de las fotografías antiguas a los “purgados”. Nuestros izquierdistas tienen, pues, a quién salir.

Ahora, a través del alza de los impuestos, montan una ofensiva contra los inmuebles de valor. A un 1.200.000 les aumenta este impuesto al capital. Un propietario me dice que el fisco le subió en un tercio a lo que pagaba antes. Se lo han recargado a perpetuidad en 100.000 pesos mensuales. Con eso, ya el valor comercial de la casa cae entre un cinco y un diez por ciento.

El peor gravamen lo sufren las comunas donde gana la oposición. Como son habitadas mayoritariamente por gente de derecha, que en general es más civilizada, y tienen alcaldes de derecha, que se preocupan de los vecinos, las propiedades allí valen más, y por eso la retasación las castiga más y deben pagar más impuestos. Por supuesto, cuando los izquierdistas quieren vivir tranquilos, se mudan a comunas de derecha, si pueden hacerlo. La presidenta Bachelet se vino a Vitacura y ahora se trasladará a El Golf, en Las Condes, comunas donde ganó Lavín. Y Lagos goza, en Providencia, de los cuidados del alcalde, coronel (r) Labbé, de la UDI. No se les ocurriría vivir en Cerro Navia, entre sus correligionarios socialistas y con alcaldes socialistas.

¿Cómo va a ser la cosa ahora, que la izquierda de verdad se viene con todo y domina sin contrapeso? Lagos, al fin y al cabo, era un socialista venido del radicalismo centrista; en cambio, la presidenta Bachelet viene del PAIS, donde estaba en 1989, fuera de la Concertación y aliada con los comunistas. Y se rodea de asesores y algunos ministros igualmente izquierdistas, de pasado extremista.

También hay mayoría de izquierda en ambas cámaras y en las cortes. En éstas se acentuará, pues llegarán más abogados integrantes de izquierda, reemplazando a ex ministros del gobierno militar, todos marginados por Lagos en los últimos nombramientos.

¿Qué puede hacer, entonces, la gente de derecha? Bueno, una cosa está clara: pagar.
 
© AIPE
 
Hermógenes Pérez de Arce, es analista político chileno

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation