Menú

160 millones de mujeres desaparecidas

Humberto Vadillo

La principal consecuencia y la más horrible de este estado de cosas es que 160 millones de mujeres que deberían haber nacido no lo han hecho pero junto a ello podemos temer un largo catálogo de enfermedades sociales. (Volver)
punt dijo el día 8 de Julio de 2011 a las 15:34:44:

¡Qué cifras más pequeñas maneja vd, sr. Vadillo!

En los últimos 30 años, se han provocado en todo el mundo MIL millones de abortos, muchísimo más del doble de esos 160 millones que refleja vd. en su artículo. Y la cifra aumenta a razón de 50 millones más al año (es decir, esos 160 millones son las niñas que se abortan sólo en 6 años, incluso menos si contamos con que se abortan más niñas que niños).

Pero claro, parece que su artículo se centra en lo que podría ser entre un 10% y un 15% del total de abortos, que afectaría a "hijas no deseadas" precisamente por ser niñas. ¿Y los otros 840 millones de hijos e hijas "desaparecidas" por otras causas, normalmente la comodonería de sus indignos padres?

En fin, quedémonos con lo que creo que es la intención del artículo, que no es sino destapar la contradicción de un feminismo que reclama el aborto como derecho de la mujer, cuando se sabe que ese "derecho" se va a utilizar en algunos sitios precisamente para asesinar niñas por el delito de serlo.

Un saludo.

HispanoL dijo el día 8 de Julio de 2011 a las 13:38:30:

Estos teorizantes de la superpoblación y de la limitación de los recursos naturales son muy ingnorantes. Están además muy enlazados con otros igualmente calificables que dicen que hemos alcanzado ya tal grado de desarrollo que poco más se puede avanzar. La creencia de lo último lleva a lo primero.

En realidad no hemos ni arañado la superficie de la corteza terrestre, nada su interior y cero los recursos del sistema solar. Tenemos al menos todo eso por delante.

La Humanidad vive todavía en una civilización primitiva, todavía una "civilización tipo 0" el ritmo de avance tecnológico se está disparando (todo lo contrario a sus creencias), nos acercamos a "la Singularidad Tecnológica" (The Singularity, autores p.ej. Vernor Vinge y Ray Kurzweill). Este avance es el que desvarata sistemáticament todas los argumentos progres y esos discursos de falta de recursos limitados. Recursos hay en cantidad ingente y es cuestión de avance científico, técnico y, con ellos, económico.

Es lamentable la nula presencia del avance exponencial de la tecnología en los razonamientos poíticos, económicos y culturales en la prensa española, porque ese es EL factor determinante.

« 1 »