Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
BASURA SELECTA

A la caza furtiva del desnudo

Los adictos al erotismo cinematográfico consideran que la prestación fundamental del vídeo es poder grabar las escenas de desnudo que aparecen ocasionalmente en las películas emitidas por televisión. La caza de esos instantes efímeros, en los que se vislumbra la desnudez de alguna actriz famosa o de una prometedora secundaria, es ciertamente una actividad muy estimulante para la libido, pero requiere una gran dosis de paciencia y atención, además de rapidez de reflejos con el mando a distancia y un profundo conocimiento del amplio catálogo de escenas eróticas que ha proporcionado el cine a través de su historia.

0
El crítico valenciano Frank Lasecca, por ejemplo, ha empleado más de diez años en recopilar una extenuante sucesión de centenares de desnudos de actrices españolas y extranjeras extraídos de las películas que se emiten en horario de madrugada por las cadenas nacionales y los canales de las plataformas digitales. En su archivo, constituido actualmente por más de doce horas de grabación, pueden encontrarse fragmentos eróticos tan insólitos como el olvidado destape de Carmen Cervera en El primer divorcio, las atrevidísimas escenas soft-core de Alejandra Grepi en Nefele o las sacerdotisas de Lesbos o el memorable idilio lésbico de Bárbara Rey con Rocío Durcal en Me siento extraña, por citar tres ejemplos de su colección de “destapes celtíberos”. Para crear este valioso archivo, Lasecca ha tenido que revisar todos los días la programación televisiva, con el fin de poder elaborar la previsión diaria de películas con posibles desnudos.

En los últimos años, la publicación de varios libros que catalogan con mayor o menor detalle los desnudos cinematográficos ha facilitado mucho la labor de los aficionados a coleccionar tórridas secuencias eróticas. En este sentido, la obra fundamental es The Bare Facts del norteamericano Craig Hosoda, un técnico informático que ha tenido la santa paciencia de revisar todas las películas estrenadas en vídeo en Estados Unidos para catalogar los desnudos disponibles.

El voluminoso diccionario de Hosoda se divide en tres partes: las dos primeras ofrecen un completo listado de actrices y actores ordenado alfabéticamente con su filmografía completa y en la que se destaca mediante una serie de códigos las películas con escenas de desnudo. Hosoda también consigna el número de escenas eróticas de una película, el minuto exacto de su aparición en la cinta en vídeo, su duración aproximada y su naturaleza (integral, top-less, frontal, doble cuerpo, etcétera). La tercera parte está constituida por un extenso listado de películas con escenas de desnudo, que se rige por los mismos criterios clasificatorios de las dos primeras partes. De este modo, es posible consultar todos los desnudos existentes de una actriz o saber en qué momento se va a producir una escena erótica en una determinada película. Publicado por primera vez en 1994, The Bare Facts ofrece periódicamente una nueva edición que incorpora datos actualizados tanto de películas como de actores.

En Internet, también puede encontrarse una página web de The Bare Facts, en la que se incluyen comentarios sobre las escenas de desnudo de actualidad, consignadas en su última edición. De momento, Hosoda va por la octava edición de su exitoso libro que también está disponible en formato CD-ROM.

Publicado por la ya desparecida editorial Midons en 1996, ¡Desnudas! del crítico Hernán Migoya, fue el primer libro editado en España que intentó reseñar los desnudos de actrices tanto españolas como extranjeras. El libro guardaba una estructura similar a The Bare Facts en cuanto a sus criterios de catalogación pero era menos exhaustivo. Pese a su indudable interés como manual de consulta, ¡Desnudas! no incluía algunas actrices y películas importantes del cine de “destape” y del clasificado "S" que se hizo en España durante la década de los setenta. El libro, sin embargo, contaba con un repertorio muy completo y sugestivo de fotografías de los principales mitos eróticos del cine.

Desde hace unos años, Internet se ha convertido en una fuente inagotable de información referida al cine erótico y a sus protagonistas. A través de los servidores más concurridos es posible localizar centenares de páginas web con fotografías de desnudo dedicadas a actrices tan dispares como Pamela Anderson, Marilyn Monroe, Salma Hayek, Linda Blair, Ornella Muti, Raquel Welch o la española Natalia Estrada que sigue causando estragos entre los internautas italianos.

También existen páginas web dedicadas a suministrar datos, fotografías e incluso breves secuencias eróticas extraídas de películas sobre un extenso listado ordenado alfabéticamente de actrices y actores. El problema es que muchas de estas colecciones de "celebridades al desnudo" requieren una suscripción y por tanto no son de libre acceso. De las páginas gratuitas, tan sólo destacaré Scenes of Nudity Online Database, que es una interesantísima base de datos norteamericana en las que se puede consultar las escenas de desnudos disponibles tantos de actores como de películas. Esta base de datos suministra también breves datos biográficos y páginas de enlace sobre el actor o la película consultada. Su único inconveniente es que no dispone de fotografías para alegrar la vista. Una lástima.
0
comentarios

Servicios