Menú
EXPOSICIONES

Círculo de los XX

La Fundación Cultural Mapfre Vida acaba de inaugurar una exposición sobre uno de los episodios fundamentales para la construcción del arte moderno y de vanguardia: el Círculo de los XX. Un movimiento que en la Bélgica del último cuarto del siglo XIX supo aglutinar a los artistas más importantes y renovadores de Europa y entre cuyos fundadores estaba el español Darío de Regoyos. La exposición ha reunido un conjunto de más de 200 obras entre pinturas, dibujos y grabados y un apéndice documental de otro centenar entre libros, catálogos y fotografías.

Pablo Jimenez
0
La exposición pretende presentar una visión de uno de los grupos más importantes dentro de la creación de los movimientos del arte moderno en Europa. El llamado “círculo de los XX” se propuso, durante sus diez años de duración (1884-1893) imponer los principios de la libertad en el arte. Para ello organizaron exposiciones anuales a las que invitaban a los artistas internacionales más modernos del momento. Gracias a ello, la Bélgica de esos años se convirtió en uno de los centros artísticos más vanguardistas y más activos del momento.

Entre los artistas fundadores del “Círculo de los XX” se encuentra el español Darío de Regoyos que participa de manera muy notable en todas sus actividades, que incluían también la música, la poesía e incluso las artes decorativas, y que, de alguna manera, contribuye a expandir la influencia del grupo en España.

“Los XX” debe de entenderse como uno más de los grupos de vanguardia que se crean en la Europa de esos años, en los que los artistas se unían para intentar poder vivir de su arte sin tener que depender de comisiones oficiales, encargos de la iglesia o donaciones de la aristocracia. La idea era la de intentar crear un mercado independiente en el que fueran los artistas los que dictaran las normas de una nueva estética y no a la inversa.

Pero, frente a otro tipo de iniciativas como la del parisino “Grupo de Artistas Independientes” (nacido dos meses después de la primera exposición de “los XX” y conocido popularmente como “Les Indépendants”), o como la primera exposición de los impresionistas en una galería privada (una década antes de la fundación de “los XX” y como intento de competir con el Salón oficial) los XX plantearon objetivos más ambiciosos, al menos en principio. No se subscribían a estilo o planteamiento estético alguno, pero mantenían un férreo comité de selección que intentaba invitar a aquellos artistas que, a su criterio, trabajaban con mayor intensidad en la búsqueda de un arte más libre y menos convencional. Así, invitaron a artistas del resto de Europa y que, entonces, eran prácticamente desconocidos, como fue el caso de: Paul Gauguin, Odilon Redon, Monet, Pisarro, Henry de Toulouse Lautrec o Signac, entre otros (todos ellos representados en la exposición).

Sus exposiciones consiguieron reunir a muchos de los artistas más renovadores del momento y lo hicieron sin ningún tipo de prejuicio estético, sino valorando ante todo la radicalidad de su planteamiento. De este modo convivieron algunos de los maestros del impresionismo con neoimpresionistas, (con un grupo muy importante de divisionistas), simbolistas y pintores de marcado carácter social preocupados por el mundo del proletariado. Este carácter ecléctico hizo que en Bélgica nos encontremos con pintores capaces de abrazar simultáneamente planteamientos que en principio eran antitéticos y a los que sólo unía su espíritu de libertad y su capacidad de innovación.

Ello también hizo que el círculo de los XX se abriera, desde un principio, a diferentes disciplinas artísticas y aunque es sólo la pintura y el grabado lo que nos ha interesado para esta exposición, hay que señalar la importancia que se le concedió a la escultura (Rodin llego a ser miembro de pleno derecho), a la literatura y a la música, así como a las artes decorativas. De este modo se invitó a escritores como Villiers de l’Isle Adam, Paul Verlaine o Stéphnane Mallarmé; al violinista Eugène Ysayë y a los compositores Vincent d’Indy y Ernest Chausson. Todo ello en aras de un concepto de arte nuevo y global.

La exposición ha reunido un conjunto significativo de la obra de aquellos pintores de entre los fundadores y los miembros de pleno derecho más destacados. Junto con sus obras se pueden contemplar cuadros de aquellos artistas invitados que más influyeron en sus compañeros.

Pero de todo ello, lo más sorprendente y lo más emocionante del conjunto es el espíritu que transmiten estos artistas que se plantearon con su pintura hacer un mundo mejor y más habitable, un mundo que, en definitiva, es el que hemos heredado.

FICHA TÉCNICA DE LA EXPOSICIÓN

Título:Los XX y el nacimiento de la pintura moderna en Bélgica

Inauguración: 1 de febrero de 2001

Organiza: Fundación Cultural MAPFRE VIDA
Avda. General Perón, 40 - 28020 Madrid
Tel.: 915811410

Horario: Lunes a Sábado: 10 a 21 h.
Domingos y Festivos: 12 a 20 h.

Precio: Entrada libre
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco