Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
COMPETENCIA INFORMáTICA

Cuando el miedo hace mentir: Microsoft vs. Linux

Existe un documento en las páginas de Microsoft muy conocido entre los usuarios de Linux titulado “Los mitos de Linux”. Esta fama es debida a la falta de rigor técnico de la mayoría de las afirmaciones contenidas en el documento, lo que provoca, tristemente, hilaridad en lugar de indignación. Lo curioso es que los chicos de Microsoft se molestan en actualizar el documento periódicamente, supongo que para dar que hablar a la gente de Slashdot.org, o a sus homónimos españoles de Barrapunto.com, paladines del software libre. La última versión fue actualizada el día 1 de noviembre.

141
0
La introducción al documento no tiene desperdicio. MS descalifica Linux porque es un sistema operativo basado en Unix (sistema operativo con más de 30 años de historia) y no está diseñado “para soportar procesos paralelos simétricos, interfaces gráficos de usuario, entrada/salida asíncrona, y seguridad máxima”. Quizás convendría refrescar la memoria a alguno de los ingenieros de MS porque los primeros interfaces gráficos no provienen de MS, sino de Unix con el conocido sistema de ventanas X-Window. Es más, el primer intento de acercar los interfaces gráficos a los usuarios no técnicos proviene de Apple, con sus conocidos Mac, descaradamente copiados en las primeras versiones de Windows. En cuanto a los procesos paralelos, la mayoría de los super-ordenadores que trabajan con procesamiento paralelo, trabajan con sistemas operativos tipo-Unix. Y para cerrar, el tema de la seguridad. Provoca sorpresa que hablen de seguridad los creadores de los primeros sistemas operativos para los que los virus son el pan nuestro de cada día.

Después de esta “suculenta” introducción llena de inconsistencias que se desmontan en un párrafo, nos adentramos en un “detallado” análisis que hace temblar a toda la comunidad Linux. El análisis se divide en cinco secciones, cada una dedicada a “un mito”. Resulta significativo que todas las comparaciones se realizan con el producto estrella de la compañía, Windows NT, y no con otro de la “gama inferior”. Por algo será. El primer mito se reduce a la afirmación “Windows NT tiene mejores prestaciones que Linux en tareas comunes de nuestros clientes”. La sentencia se basa en unos tests realizados en los laboratorios de la revista PC Week. Por cierto, MS patrocinó la realización de estos tests, y existió una importante controversia sobre las pruebas de benchmarking. Dentro de este apartado se afirma que el servidor Web de MS (Internet Information Server, IIS) es un 41% más rápido que el servidor Apache, uno de los buques insignia del software libre por su estabilidad, escalabilidad y seguridad. Según Netcraft, la referencia por excelencia en la red sobre servidores de Internet, de los más de 22.000.000 que incluye su base de datos, el 60% corresponde a Apache, mientras que IIS apenas llega al 20%. Puede ser que la mayoría de los proveedores de servicios de Internet se hayan vuelto locos, pero dudo que tiren piedras contra su propio tejado.

La siguiente perla se puede traducir con algo así como “Linux necesita pruebas reales para sus argumentos, en lugar de anécdotas”. Desglosa a continuación una serie de clientes con la intención de impresionar al lector. Sin embargo, no menciona que la NASA utiliza en muchas de sus aplicaciones críticas Linux. Continúa afirmando que Linux no posee un sistema de Journaling (sistema que permite la recuperación de datos en caso de fallo), “ignorando” ReiserFS, un sistema de excelentes prestaciones incluido en muchas distribuciones Linux. Dentro de esta sección incluye una serie de fabricantes que garantizan la disponibilidad de sistemas con NT. Curiosamente, esta lista incluye a Hewlett-Packard que junto a IBM, Sun y otras grandes del sector, están invirtiendo fuertemente en Linux.

Prosiguen los alardes de ingenio de los chicos de MS “criticando” que Linux no es tan “gratis” como aparenta. Basan su razonamiento en que las compañías vendedoras de Linux cobran por sus servicios de asistencia. Tomen nota: MS y sus afiliados proveerán a sus clientes servicio de consultoría gratis, no como esos malvados desarrolladores del software libre, que se atreven a ganarse la vida ofreciendo servicios de consultoría sobre Linux y sus aplicaciones. Luego comparan el coste de NT con Unix, cuando es de sobra conocido que todos los sabores de Unix tienen un coste por sus licencias, pero no Linux, que es gratuito. Para rematar la faena, remarcan que no es posible encontrar gente formada en Linux. Patético.

Luego, los mismos personajes que crearon el “modelo” de seguridad de Windows, es decir, los creadores de los virus, afirman que “el modelo de seguridad de Linux es débil”. Para soportar semejante “argumento demoledor” comienzan por afirmar que Linux sólo proporciona control de acceso para archivos y directorios. Se olvidan de los procesos, y de que todos los dispositivos en Linux son archivos, y por lo tanto, existe un control de accesos mejor que en NT. A continuación afirman que en Linux no existen niveles intermedios de seguridad para administradores con privilegios limitados, lo cual es absolutamente falso. Prosiguen su diatriba afirmando que los administradores de Linux deben pasar horas “comprendiendo” los últimos bugs de seguridad, y cómo resolverlos. ¡Qué frágil memoria tienen los inventores de los “Service Packs”, bonito eufemismo equivalente a "ejecute este programa en su sistema porque la cagamos, pero no le podemos decir donde". Por cierto, NT es tan inexpugnable que un hacker entró en los propios ordenadores de MS hace unas semanas, incidente reconocido por la propia empresa, y sus ingenieros fueron incapaces de cazarle. Menos mal que NT está certificado al nivel C2 por el Gobierno norteamericano. Linux no está certificado porque la comunidad Linux no tiene recursos para conseguir una certificación costosa y de poca utilidad.

Finalmente, se aduce que “Linux no tiene sentido en el PC de escritorio”. Las razones que aducen son diversas. Comienzan con una verdad a medias. Es cierto que hace unos meses era complejo para un usuario medio realizar tareas ofimáticas sencillas en Linux. Sin embargo, en los últimos meses los escritorios por excelencia en Linux, KDE y GNOME, han progresado espectacularmente en sus interfaces, y no tienen nada que envidiarle a Windows, especialmente en su estabilidad y en la utilización de recursos. Si a esto le añadimos que las suites ofimáticas StarOffice, KOffice y Applixware han alcanzado una gran madurez, el gigante de Seattle tiene motivos de preocupación. MS critica también que Linux no soporta algunos dispositivos de hardware, y algunas tecnologías como Plug and Play, USB y gestión de potencia avanzada (Advanced Power Management, APM). La respuesta es sencilla. La mayoría de las distribuciones detectan ya automáticamente el 90% del hardware; si algún dispositivo no se soporta, es debido a que el fabricante no ha facilitado las especificaciones de su interfaz, probablemente bajo presiones de terceros. Linux sí soporta USB en la versión 2.2 de su núcleo, cosa que por cierto NT no hace (de nuevo, ¡qué frágil memoria!); y por supuesto, también soporta APM (lo atestiguo personalmente desde el portátil en el que estoy escribiendo estas líneas).

¿Qué explicación tiene este documento? Dejo en las manos de los lectores la interpretación de esta “joya” de la literatura técnica, pero si todo lo que tienes que decir sobre un producto de la competencia se reduce a falsedades, algo huele a podrido en ... Seattle.

Referencias

Microsoft
Slashdot.org
Barrapunto.com
Netcraft
Apache

Temas

0
comentarios

Servicios