Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
FOROS Y CONGRESOS

Davos, Porto Alegre y los payasos

El 25 de enero llamaron mi atención tres eventos: el inicio del Foro Económico Mundial en Davos, del Foro Social Mundial en Porto Alegre y el anuncio del primer congreso nacional de payasos en Guatemala. ¿La razón de ser de cada uno? El de los dos primeros es discutir —desde distintos puntos de vista— sobre “cómo reducir la brecha entre ricos y pobres”. ¿Del tercero? Dar a conocer y promover su labor para mejorar su nivel de vida.

Marta Yolanda Díaz-Durán
0
¿Quiénes participan en los foros mundiales? Burócratas y políticos profesionales. No importa si unos defienden la tesis del neoliberalismo y los otros la atacan: los integrantes de ambas actividades viven del dinero producido por otros. ¿Quiénes participan en el congreso de payasos? Hombres y mujeres que viven del fruto de su trabajo.

Quienes participan en los foros buscan mantener —a través de la nueva o la antigua forma de gobernar— el control, el poder y los privilegios de los cuales gozan. Los payasos desean aumentar sus ingresos reales, mostrando al público sus habilidades para entretener a niños y niñas de todas las edades.

Los miembros del foro de Porto Alegre deberían brincar de la alegría al darse cuenta hasta dónde ha llegado la influencia de las ideas colectivistas (Estado, pueblo, masa...) por encima de las personas. Han logrado atrofiar el sentido común de mucha gente a tal punto que, en lugar de buscar y aplicar estrategias para mejorar constantemente la calidad de vida de todos; discuten acerca de cómo reducir una supuesta brecha (producto de la individualidad, creatividad y diversidad humana) entre dos grupos, los cuales cambian dependiendo de quién y dónde se haga la separación. ¿Acaso un pobre en Estados Unidos no es el equivalente a un rico en Cuba?

El afán de redistribuir lo que legítimamente otros han producido no les permite cuestionarse acerca de lo que es relevante para el progreso de la humanidad: ¿cómo multiplicar la riqueza?, ¿quiénes y cómo contribuyen al crecimiento económico?, ¿qué papel juega cada uno de los integrantes de la sociedad, desde los ciudadanos hasta los gobernantes?, ¿cuáles son las condiciones que propician el desarrollo?, ¿se puede medir la mejora en la calidad de vida de las personas?, ¿por qué es importante la praxeología (el estudio de la acción humana) en la búsqueda de soluciones?

Y así, podría enumerar una larga lista de preguntas que deberían hacerse, no sólo los participantes en los foros, sino todos aquellos interesados en que las cosas cambien para bien, en este planeta Tierra.

Sin embargo, los del Foro Económico se preocupan por no herir susceptibilidades y ser políticamente correctos para no exaltar a un ínfimo grupito de violentos manifestantes; mientras los del Foro Social vilipendian, parrandean y derrochan el dinero de los contribuyentes de un país habitado, en su mayoría, por gente con ingresos bajísimos en comparación con los habitantes de otras naciones.

La riqueza no se encuentra; se crea a través de un proceso de transformación de los recursos naturales, que necesita capital, ideas y trabajo. La oferta de empleos no se exige, la demanda la inversión. Los ingresos reales no aumentan por decreto sino que mejoran cuando se incrementa la productividad. El consumidor es el rey sólo cuando existe competencia.

La inversión llega a donde hay reglas del juego claras, permanentes e iguales para todos. La seguridad se logra con la existencia de un Estado de Derecho en el cual se aplica la ley y se respeta la vida, la libertad y la propiedad. La calidad de vida mejora al aumentar los ingresos reales de las personas. Sólo así, los obstáculos y las barreras al desarrollo se habrán superado.

Mientras tanto, continuaremos leyendo sobre desperdicio de recursos en foros de payasos y sobre hombres y mujeres buscando trabajo.

© AIPE

La guatemalteca Marta Yolanda Díaz-Durán A. es analista, columnista del diario Siglo Veintiuno.
0
comentarios

Servicios